Marilyn Raffaele ~ El Grupo Arctruiano ~ 17 de diciembre del 2017
www.PicsDesktop.com 144
DICIEMBRE del 2017
Queridos lectores, saludos a todos en este tiempo tan especial de celebraciones y actividades festivas. Los días festivos sirven siempre como un disparador que activa un sentido de la unidad dentro de estas energías normalmente poco conocidas. Las emociones del amor y del dar que fluyen libremente a lo largo de la temporada de Navidad son a menudo los pasos iniciales de alguien hacia el despertar, si es que la persona está lista y abierta a ello.
La gente de cualquier y todo sistema de creencias puede celebrar la Navidad si entienden su verdadero significado. La Navidad no sólo es acerca del nacimiento de un niño altamente evolucionado hace 2000 años, sino que es representativa del nacimiento del Cristo dentro de cada individuo. Hemos hablado de esto en previos mensajes navideños, pero estamos eligiendo repetirlo para quienes no son conscientes todavía del verdadero significado de la Navidad.
La palabra Cristo no se refiere al maestro Jesús, exceptuando lo referido a su título logrado, ni siquiera tiene que ver solamente con la religión denominada Cristianismo. La palabra Cristo no es un hombre, ni un nombre o religión, sino que significa Luz o plena iluminación — la Iluminación. La experiencia del Cristo o Conciencia Crística es el derecho de nacimiento de cada ser; cada ser es la expresión perfecta de Dios/La Fuente, sin importar cuán inconsciente de esto sea ella. Solamente hay UNA Realidad, y ustedes LA SON.
Todo lo que ustedes ven oyen, prueban, tocan, y huelen en la escena humana es una interpretación formada por la mente de una realidad espiritual — ustedes no pueden hacer algo de la nada. La historia de la Navidad y todo lo que la rodea representa una realidad mucho más profunda, una que afecta a cada y todo ser.
La historia de la Navidad es la historia de la evolución de cada ser hacia la Conciencia Crística. La Creación ya está completa y ustedes ya son íntegros, pero el estar en la Tierra en un cuerpo físico que está gobernado por el tiempo y el espacio trae consigo un velo de la ignorancia, uno que deja a la mayoría de las personas inconsciente de quién y qué son, y así hacen de la evolución un proceso.
María y José representan el equilibrio perfecto de las energías del Femenino Divino y el Masculino Divino, necesarias a fin de que se forme el estado de conciencia nuevo más elevado.
A medida que el estado infante de conciencia empieza a crecer, surgen conceptos y creencias tridimensionales a ser examinados y despejados. Este periodo de gestación puede tomar y usualmente toma vidas, dejando por lo general al individuo abierto a sentirse mermado y perdido al tiempo que sus fundamentos se derrumban, aparentando dejarlo sin nada. Esto es el establo.
El Cristo no puede y nunca nacerá en una conciencia que ya está llena de conceptos y creencias tridimensionales. El establo humilde representa un estado logrado de conciencia desprovisto de todo lo falso e irreal — necesario para el nacimiento de la Conciencia Crística.
Quienes tienen ojos para ver y oídos para escuchar pueden reconocer con facilidad y atraer la energía de este estado de conciencia, (los Sabios Magos) y no les importa cualquier inconveniencia involucrada a fin de estar en su presencia.
Al mismo tiempo, aquellos que viven a partir de un sentimiento de su propio poder e importancia dentro de las energías de la dualidad y la separación sólo son capaces de comprender la fortaleza de otros o el amor como una amenaza. Entienden el poder solamente como un poder sobre algo o alguien, en vez de un poder que es el derecho de nacimiento de cada ser por virtud de su unidad con la Fuente. Por consiguiente, tenemos a los soldados de Herodes buscando destruir al niño recién nacido.
La Conciencia Crística siempre será perseguida y oprimida por aquellos /su ego9 que creen que su existencia misma está amenazada por el poder de otro. La Conciencia Crística recién nacida debe ser ocultada silenciosa y secretamente, y nutrida interiormente hasta que sea lo suficientemente fuerte para soportar los flechazos y tiros de la escena exterior.
La historia de la Navidad es su historia, queridos míos, y es la historia de cada persona, sin importar en dónde se encuentren en su trayectoria evolucionaria porque cada uno es la expresión de la Conciencia Divina, y por lo tanto ya tiene la plenitud del Cristo viviente en su interior. Nadie logra este estado de conciencia desde el exterior de uno, de algún maestro “correcto” o enseñanza pues no existe tal cosa. La trayectoria completa de la evolución es más bien acerca del abrirse al “esplendor encerrado” que ya está presente interiormente.
Disfruten de la tempporada y den libremente, no solamente regalos materiales sino regalos de amor, abundancia, gozo, paz, integridad, armonía, etc., estando plenamente conscientes de que ustedes nunca se pueden agotar de estos regalos porque ellos nunca son suyos personalmente sino que fluyen infinitamente a partir de esa Fuente interminable en su interior.
Permitan que la Navidad sea suya a diario. Permitan que la Navidad se vuelva lo que ustedes son y quienes son a cada momento, situación, y experiencia, y la observen fluir con facilidad a cada Año Nuevo (vida).
Deseándoles a todos su propia Navidad verdadera,
Somos el Grupo Arcturiano -12/17/17
http://www.onenessofall.com/newest.html
Donations are welcomed

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here