Un Mensaje a los Trabajadores de la Luz – 8 de enero del 2017 (2018 ?)

La última guía de los Maestros Ascendidos, los Galácticos, los Elementales de la Tierra, los Hadas Ancianos, los Ángels y los Arcángeles conocidos como el Colectivo:

Saludos, queridos míos, ¡ les damos la bienvenida a este asombroso año co-Creativo 2018  

Nuestra escriba tiene una pregunta que es sumamente relevante para la situación de todos los Trabajadores de la Luz actualmente. 

COR: Mis amigos, durante el transcurso del año pasado he recibido numerosos correos de gente que está desesperada o frustrada. 

Se están sintiendo tan enfermos y exaustos de un malestar o enfermedad que a menudo no es diagnosticado apropiadamente, y dicen que están listos para dejar ir simplemente su cuerpo físico.

O están tan atados a una deuda financiera o carencia que son incapaces de manifestar lo que ellos necesitan para vivir sus vidas a un nivel básico, y se están sintiendo crecientemente desesperados, sintiendo que caen más bajo día a día. 

O su autoestima y sentimientos de auto-valía y de desconexión con el propósito de su vida son tales que sienten que no tienen voz, ni visión, ni motivo de estar aquí. 

Tengo un fuerte sentimiento de que todo esto está relacionado de alguna manera, aunque aparenten ser problemas separados. 

Lo peor es cuando dicen que siguen tratando de oír a su Equipo Espiritual y no lo oyen, y la prueba de los músculos aparenta no funcionar para ellos tampoco. 

¡Por favor dennos su punto de vista sobre lo que está sucediendo!

El Colectivo: Lo fascinante para nosotros, y muy positivo y excitante, es que todo lo que describes aquí, querida mía, son exactamente las experiencias vividas por una raza de gente pasando de una era de evolución y conciencia a otra. 

Estamos conscientes de que a menudo han oído a gente referirse a esto como “los síntomas de Ascensión”, y nos gustaría decir que los podríamos llamar así, si fuera necesario. 

Pero lo que vemos va más allá de los síntomas en el sentido de “algo está mal” y lo “necesito arreglar,” y más allá inclusive de la necesidad de culpar al proceso de Ascensión de todo esto.   

Ninguna, y queremos decir Ninguna, de las situaciones que tú describes tienen mucho que ver con lo que son aparentemente. 

Has leído hace muchos años una declaración escrita por un maravilloso Guerrero de la Luz conocido como Louise Hay, quien declaró que: “el problema nunca es el problema,” y no podríamos estar más de acuerdo con ella. 


Te vamos a dar un ejemplo. Cuando ves a dos niños jugar afuera, y uno está abusando claramente del otro, si lo deseas tú puedes intervenir y detener el abuso. 

Y sin embargo, sabrás de corazón que hay un asunto mucho mayor a mano que el de la manifestación externa de cualquier momento del abuso. 

Tú sabes interiormente que ese niño ha internalizado un comportamiento destructivo de alguien en su hogar, o de las imágenes en los medios de comunicación, o de un amigo. 

O ha portado consigo a esta vida tendencias de vidas pasadas, y esto es parte de las lecciones que vino a aprender en esta vida actual — o varias de ellas. 

Por lo que tú tienes la satisfacción de saber que has rescatado a un niño de una infeliz situación, pero no te engañas de que tu rol como pacificadora, como alguien que infunde una mayor autoestima, compasión y empatía en los jóvenes, se ha completado y se ha hecho. 

Aquí hay mucho más de tu rol de lo que has expresado en ese momento, al igual que hay mucho más de las sendas de ambos niños. 

De la misma manera, los asuntos que has nombrado no son “una excepción” — no son simplemente acerca del dinero, o la salud o el amor, o el propósito de la vida, sin importar cuán graves sean estos asuntos. 

Todos ellos son indicaciones externas de un patrón energético más grandioso que está siendo revisado desde dentro — a veces a nombre de miles o inclusive millones de seres Terrenales, y no solamente para esa persona. 

La persona involucrada va a experimentar el viaje turbulento de esa transformación a medida que evoluciona, hasta que finalmente se dé la vuelta para ver plenamente el asunto más profundo y acepte la transfiguración del mismo.

Por eso cuando una enfermedad es curada, o una serie de deudas es pagada, vendrá con el tiempo otra deuda o enfermedad a tomar su lugar — porque el asunto más profundo no ha sido resuelto. 

Demos un vistazo a estos asuntos — el dinero y la salud y la autoestima son algunos de los mayores “disparadores” que alertan a las personas al hecho de que todo su ser, desde la esencia etérica al corazón-mente y a la estructura celular, se está rehaciendo asombrosa y milagrosamente. 

Y sin embargo si uno se encuentra repentinamente sin dinero, sin una nueva fuente de ingreso a la vista, o teniendo experiencias de escasez financiera severas y prolongadas, como si la carencia misma hubiera jalado una silla a la mesa y se hubiera hecho un sitio permanente en el hogar, esa persona no se sentirá ser un milagro andante. 

Sentirá solamente que se encuentra en una situación terrible de la que no puede encontrar salida, sin importar cuánto trata, usando técnicas de manifestación, meditando, visualizando, o simplemente trabajando arduamente para revisar su situación. 

Todo ese trabajo interno y externo está bien, pero no es la trayectoria en sí. 


La trayectoria en sí tiene que ver con el descubrir la esencia del reto que la escasez de dinero representa.

No te sorprenderá cuando hablo de la importancia vital de un flujo de pensamientos,  objetos, sentimientos y energías en la vida — de liberar la necesidad de aferrarse, de apegarse a cualquiera de las condiciones externas. 

De la necesidad vital de perdonarse a sí mismos por los tiempos en que ustedes asumieron el rol de agresor o el de víctima en la vida. 

O de la necesidad vital de dejar ir a quienes fueron lo suficientemente valientes (a un nivel más elevado) para estar dispuestos a jugar un rol terrible, denso y poco popular en su vida. 

No te sorprenderá (porque ya lo sabes) cuando hablamos de la necesidad de simplemente Permitir algunos días — de sentarse con el problema y enviarle Amor y Agradecimiento, inclusive antes de que se extraiga un significado positivo y se crezca a partir de él. 

En ese momento te das cuenta de que a lo que has llamado un problema no es un problema.

Es simplemente una condición externa, una expresión de algo que sientes ser una energía desequilibrada y un bloqueo entre lo que preferirías tener y lo que tienes ahora. 

Y que al igual que todas las condiciones externas, se está renovando constantemente a sí misma. 

Así que al momento en que dejes de llamarla “Mala,” o de verla fuera de alineamiento con lo que quieres, te liberas a tí misma de sentirte derrotada por ella. 

Al momento en que la bendigas y le agradezcas y dejes de culparla o de culparte a tí misma, tú liberas esa condición para que te pueda dejar porque ya no tiene nada más que mostrarte. 

Aunque las experiencias de la salud, la riqueza, el amor y el logro externo son todas buenas, en general ustedes no vinieron aquí por ellas.  

Ustedes no vinieron aquí para admirar condiciones externas de su vida sin problemas constantes y satisfactorias. 

Vinieron aquí para entrar de cabeza a condiciones externas que requerirían de ustedes perdonarlas y amarlas, sin importar cuán difíciles y pesadas aparentaran ser para su mente lógica. 

No importa cuán irritantes e impensables sean para su necesidad de sobrevivir basada en su ego, para su necesidad de distinguirse a sí mismos como “separados pero a salvo.”

Y para su necesidad de “lograr algo” en términos externos.


Por consiguiente, estamos dispuestos a apostar, como dicen, que quienes se sienten infelices con sus finanzas no han puesto una mano sobre su estado de cuentas bancario o su cartera y proclamado: “te amo y te agradezco todo lo que haces por mí! ESTOY bendecido más allá de mis visiones más hermosas. Multiplícate y sé fructífero, mi amigo!”

Estamos dispuestos a apostar que quienes son infelices con sus cuerpos no lo han bendecido últimamente, ni le han dado las gracias por todo lo que hace por ellos, ni se han pasado días enteros concentrados en lo que SÍ está yendo bien con su salud, en vez de invertir constantemente su energía y enfoque en lo que no está yendo bien (extendiendo así la condición). 

Estamos sintiendo que estas ideas, practicadas a diario y frecuentemente a lo largo del día, no han sido practicadas por ellos. 

Similarmente, diciendo a la parte del cuerpo o enfermedad o sistema que aparenta no estar funcionando “¿qué has venido a decirme, mi amigo? ESTOY escuchando. ¿cuál mensaje me traes?”

Preguntando consistentemente cosas así hasta que el corazón-mente escuche y revele la respuesta. 

No, la respuesta no siempre será inmediata. Esto requiere de un poquito de práctica, y una mente silenciosa que está esperando constantemente y es receptiva a una sabiduría más elevada.

Les garantizamos, a cada uno y todos ustedes que todos tienen un hermoso Equipo Espiritual, lleno de Amor y Empatía por toda la trayectoria que han recorrido en esta vida, quienes les están enviando constantemente mensajes de aliento, sabiduría y entendimiento que no se les ocurriría a ustedes de manera natural. 

Decimos constantemente a los Trabajadores de la Luz: “si no oyen a su equipo interiormente, díganle que les envíe señas, símbolos, señales, y mensajes Externos..

Indicaciones “Externas” sobre cuál senda tomar para una sanación mayor o más Abundancia, o su propósito de vida — y la paciencia, auto-Amor y gratitud que requiere el Aceptar esas cosas.”

Para empezar, ustedes no van a encontrar las soluciones que buscan estando en el mismo estado de ánimo que creó el reto, como dijo uno de sus grandes científicos hace un tiempo.

Deben moverse interiormente a un nivel de aceptancia, de ya no estar luchando contra algo, de dejar ir el resentimiento al dinero o al carecer de una dirección en la vida o a su estado actual de trabajo, de relaciones o estado físico. 

Aceptancia y Amor, con agradecimiento por todo lo que les han traído. 

Estos retos no son bloqueos a lo largo del camino, queridos míos. Ellos SON  el camino mismo.

“Pero ¿qué tal si quiero una vida pacífica, libre de estos dolores y distracciones y sentimientos de pérdida?” preguntarían ustedes.

Nosotros diríamos: ustedes lo pueden tener, al momento en que lo elijan activamente. 

¿Están dispuestos a liberar el drama, el dolor, las quejas, la expectativa de tener problemas?

Porque el humano tridimensional es muy complaciente y está contento permaneciendo estancado en la rutina — otra razón por la cual estos problemas les están graznando tan fuertemente ahora, ahora que su vibración se está moviendo tan poderosamente fuera de la tercera dimensión. 

Lo interesante — y muy retador estar dispuesto a liberar sus problemas y ya no más llamarlos problemas — es que el molestador solamente pierde el interés cuando a la persona a la que está molestando y tratando de irritar ya no le importa, e inclusive disfruta de su presencia.

¿Dónde está la diversión en eso?

“¿Por qué permanecer y ser un punzal en la vida de la persona cuando todo lo que esa persona hace es Amarme y aceptarme? Esa vibración es demasiado alta para mí para soportar — ¡me salgo de aquí!”

¿Les encanta a sus “problemas” o retos su resistencia? ¿les encanta su desdeño o su odio de ellos?

Decididamente—ése es el regalo.

Ellos vinieron a revelar esa vibración, esa resistencia a Lo Que Es, para que ustedes se volvieran conscientes de ello. 

Y permanecerán con ustedes tanto tiempo como se rehúsen a bendecirlos y Amarlos, y los liberen para que se pongan en marcha en su camino. 

Mientras ustedes, como co-Creadores poderosos, los llamen “problemas.”


Así que pidan hoy interiormente a su salud o parte de su cuerpo, a su deuda o su ingreso actual, a sus sentimientos sobre su pareja o amante, u otro reto:

“¿Qué has venido a decirme, querido mío? ESTOY escuchando. ESTOY dispuesto a aprender. Lo que ya no ESTOY haciendo es sentirme perdido, como si hubiera sido marcado para tener problemas y sufrir. 

“Libero la necesidad de quejarme y de resistirme a las circunstancias de mi vida. Libero mi apego. Libero mi enojo y resistencia. Dejo ir, libero y fluyo por la corriente de la vida.

“Amo y acepto esta nueva vibración más elevada, y celebro el Sat Yuga como un tiempo en el que mis visiones más elevadas cobran Vida. 

“Y recuerden ahora esto: por qué ESTOY aquí y qué he venido aquí a hacer, en el sentido más gozoso y satisfactorio. 

“ESTOY aquí para volverme mi Yo Más Elevado y para volverme Ėl/Ella en mi conciencia plenamente ahora. ¡Doy gracias!”

Y también lo hacemos todos nosotros, queridos míos. 

No saben cuánto son Amados, y tal como les hemos dicho muchas veces, son casi envidiados (y enormemente admirados) por la valentía que necesitaron para encarnarse en estos tiempos poderosamente transformadores, frecuentemente rocosos y tenues.

¡Namaste, poderosos co-Creadores en este Universo de Nebadón!

Los amamos y estamos con ustedes, siempre.

Ustedes nunca están solos.


Derecho de Autora 2018, Caroline Oceana Ryan

Si lo republican por favor mantengan la integridad de esta información reimprimiéndola exactamente como la encuentran aquí, e incluyan el enlace a la publicación original (the link to the original post.) Gracias.

https://carolineoceanaryan.com/2018/01/08/a-message-to-lightworkers-january-8-2017/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here