images (1)

 

La vida de una persona puede compararse a un tramo de caña de azúcar.

Como la caña, que es dura y tiene muchos nudos, la vida está llena de dificultades.

Pero estas dificultades deben ser superadas para disfrutar la dicha de la Divinidad, así como hay que prensar la caña de azúcar y convertir su extracto en jugo, para disfrutar de la permanente dulzura del jugo de caña.

La dicha perdurable sólo puede lograrse mediante la superación de pruebas y dificultades.

El oro no puede convertirse en una atractiva joya, sin pasar por el proceso de ser fundido en un crisol y golpeado hasta que adopte la forma requerida.

Cuando Bhagavan se dirige a los devotos como Bangarú (de oro), es porque les está considerando muy preciosos.

Atraviesen las vicisitudes de la vida con autodominio, y lleguen a ser atractivas joyas.

No se permitan el ser superados por los obstáculos.

Lleven vidas ejemplares, con confianza en sí mismos y firme fe en Dios. 

                                                                     -BABA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here