images

 

En la historia de Pr ahlada, consideren cómo emergió el Señor desde una columna.

La destrucción de la columna es el preludio a la manifestación del Señor.

La ilusión relacionada con el cuerpo debe ser destruida, para que la Divinidad se manifieste.

Sin duda el cuerpo es esencial, hasta cierto punto; es para efectuar acciones correctas, y descubrir el secreto que subyace a toda acción.

No den cabida a los caprichos de la mente.

Purifiquen la mente, y diríjanla por el camino de la rectitud.

En el campo espiritual no hay camino real, ni tampoco atajos.

El sendero es angosto y recto, y la meta es infinitamente preciosa.

En un mercado de pescado se agolpa el gentío, pero sólo unos pocos van a la tienda de diamantes.

El camino hacia Dios es para los auténticos aspirantes espirituales.

                                                                          -BABA

Dejar respuesta