images (1)

 

> En el momento en que llega un mal pensamiento, debes enseñar a tu mente:

“Oh, mente: ¿estás en la senda de los valores humanos, o en la senda de un animal?

Este pensamiento es un pensamiento animal – tú no eres un animal”.

Entrena a tu mente, diciendo: “Oh, mente: los seres humanos no están para comer, dormir y disfrutar de los placeres.

Despójate de todas las cualidades animales, abandona los hábitos previos y los viejos modos.

Debes alejarte de todo mal”.

Si enseñas así a tu mente, su velocidad será disminuida, y el flujo de los pensamientos cambiará.

Debes enseñar de modo coherente a tu mente para que transforme tus pensamientos.

En el proceso habrá dificultades.

Pero déjalas llegar – quien trabaja duro y atraviesa estas penurias disfrutará de paz en abundancia.

Sin esfuerzo no puede haber ganancia ni placer. Por lo tanto, no te preocupes por las dificultades.
> BABA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here