images

 

No puede haber alegría en un corazón seco y estéril.

Sólo el amor divino puede adecuar a un corazón seco para que brote el retoño de la alegría.

El amor divino está libre de interés personal.

Sólo es sagrado y divino aquél amor que se basa en el completo olvido de uno mismo, y sólo se interesa en anhelar a Dios.

Sólo cuando brille en tu corazón ese precioso diamante del amor, podrás tener pensamientos sagrados y divinos.

En la antigüedad los sabios vivían en la selva entre animales salvajes, llevando a cabo austeridades.

¿Cómo podían vivir en paz entre estos animales?

Al estar llenos de amor divino, también transmitían ese amor a las bestias salvajes.

No tenían ningún arma letal; sólo el arma del amor, que transformaba incluso la naturaleza de los animales salvajes.

Por lo tanto, llenen de amor sus corazones. 

                                                                              -BABA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here