images

 

Por momentos, la mente de ustedes se convierte en un mono, un mono loco, saltando y chocando por todas partes.

Puede ser difícil controlar sus mentes.

En esos momentos, díganse: “No soy un mono; soy parte de la humanidad”.

Desde su interior deben tener y exhibir amabilidad.

Cultiven el amor y desarrollen la amabilidad.

Todos ustedes deben comenzar el día con amor, llenar el día con amor y terminar el día con amor.

Este es el camino hacia Dios.

Sean siempre felices.

No debe haber ninguno con cara de aceite de ricino.

Deben llevar una vida feliz, y estar siempre alegres.

No sólo durante sus cumpleaños deben estar alegres; todo el tiempo deben llevar una vida feliz.

Si tienen amor a Dios, no harán cosas que Dios no apruebe.

Así, sus vidas serán siempre felices.

Sigan a Dios, vivan en el Amor y la Verdad.

Entonces lograrán auténtica felicidad, y disfrutarán de la bienaventuranza.

                                                                          -BABA

Dejar respuesta