images

 

 

La Verdad es aquello que no cambia con el tiempo.

Un policía viste su uniforme y cumple con su tarea.

Cuando le ven, ustedes piensan que eso es la verdad.

Después de su tarea, él se va a casa y se cambia, vistiendo un pijama.

Ahora sigue siendo un policía.

Si bien las ropas que viste han cambiado, su cuerpo no cambia.

De la misma manera, “Dehi”, tu morador interno, no sufre cambio alguno.

Tu cuerpo está relacionado con cualidades sátvicas, rajásicas y tamásicas.

Quítales, y verás al divino “Brahman”.

En una fría localidad de montaña vistes camiseta, camisa y encima una chaqueta protectora.

Si quieres ver tu corazón (pecho) debes quitarte chaqueta, camisa y camiseta; sólo entonces podrás ver tu corazón.

De la misma manera, el cuerpo del ser humano está cubierto de muchas cualidades.

Cuando vayas más allá de las mismas, podrás ver a la Divinidad en tu corazón.

                                                                 -BABA

Dejar respuesta