images (1)

 

La flor del autodominio (kshama) es muy querida por el Señor.

Los Pandavas sufrieron mucho, a manos de los Kauravas.

Pero la virtud del autodominio les protegió, y les convirtió en un ideal para el resto del mundo.

La otra flor que debemos ofrendar a Dios es Shanti (la paz)

Debemos mantenernos serenos, a través de todas las vicisitudes de la vida.

Sólo así podremos lograr la Gracia Divina.

La serenidad es necesaria a nivel físico, mental y espiritual.

La paz no es sólo exterior; está presente en nuestro interior.

Ustedes son encarnaciones de la paz.

La vida mundana está sujeta a soportar muchas dificultades, pero no debemos permitir que nos trastornen.

Debemos soportar todos los sufrimientos con fortaleza y paciencia.

La vida humana nos es dada no sólo para disfrutar de los placeres mundanos.

La vida sólo llega a ser significativa cuando experimentamos la paz que se origina en el corazón.

                                                                 -BABA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here