images

 

Los hombres y las mujeres deben estar gobernados por la moralidad.

En todos los países, la moralidad y la integridad deben ser como el aliento vital.

Cuando la gente se adhiera a la moralidad, llegarán a ser significativos en la vida cotidiana los ideales de fraternidad, igualdad y libertad.

Debido al abandono de los valores morales, hoy hallamos a la sociedad llena de desorden e inquietud.

El mundo se verá aliviado de la violencia sólo cuando el progreso en ciencias y tecnología esté acompañado del desarrollo de los valores éticos y espirituales.

En la esfera económica, cuando nuestros deseos sean gobernados por la rectitud, surgirá en la persona un impulso divino. Cuando la búsqueda y la preocupación por los deseos mundanos esté basada en la rectitud (Dharma), la mente se volverá espontáneamente hacia Dios.

                                                                     -BABA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here