images (3)

 

Hoy el 90% de nuestra población está dedicada a los deseos sensuales.

En estos días, la educación está principalmente atenta a los propósitos sensoriales.

La mayor parte de los esfuerzos se efectúan en relación a los sentidos.

La adquisición de riqueza es también para el disfrute de triviales placeres sensuales.

Así, todos los esfuerzos se dirigen a adquirir placeres para el cuerpo, la mente y los sentidos (Preyas).

Sin duda se requiere cierto grado de atención a la comodidad física – debemos cumplir con nuestras responsabilidades familiares, y servir a la sociedad, aprovechando nuestro cuerpo humano.

Sin embargo, esto no debe ser la meta suprema de la vida.

Junto a esto debe haber un profundo anhelo por una vida cualitativamente superior, es decir Shreyas.

Cuando anhelamos Shreyas, incluso Preyas resulta satisfecha.

                                                                        -BABA

Dejar respuesta