images (2)

Buda enseñó que no debemos tener ira, ni buscar culpas en los demás, ni tampoco dañarles, pues todos son encarnaciones del puro y eterno principio del Atma.

Tengan compasión por los pobres, y ayúdenles en la medida de lo posible.

Ustedes piensan que los que no tienen alimento para comer son pobres.

No pueden llamar pobre a alguien sólo porque no tiene dinero o comida.

En realidad, nadie es pobre.

Todos son ricos, no pobres.

Aquellos a quienes ustedes consideran pobres puede que no tengan dinero, pero todos están dotados con la riqueza de un corazón amante (hridaya).

Comprendan y respeten este principio subyacente, de la unidad y divinidad de todos, y experimenten la bienaventuranza.

No abriguen consideraciones del tipo “estos son mis amigos, esos mis enemigos, aquellas mis relaciones”, etc.

Todos son uno, sean iguales a todos.

Esta es la enseñanza más importante de Buda. 

                                                                           -BABA

 

Dejar respuesta