Sabidurí­a Angélica – Busca La Soledad, Encuentra ese sitio especial de soledad, Sharon Taphorn

6
15

23-03-2016

Hay un sitio especial donde puedes estar a solas y ponerte en contacto con tus aspectos más profundos conviviendo con todo lo que es.

Donde brillantes nuevas ideas e inspiraciones pueden fluir adelante y donde puedes estar en ese momento de silencio, sintiendo el gozo de ese momento, la satisfacción de la manifestación de tus sueños, y la gratitud por tener ese momento.

Tienes disponible mucha luz ahora para ayudarte a crear, a abrazar, y a volverte ese momento.Tus experiencias de vida están cambiando. 

Este tiempo es uno de poderosas revelaciones y entendimientos que pueden conducir a un gran cambio.

Presta atención a las señales, están allí­ y te están haciendo saber que estás en la senda correcta conduciendo a tu iluminación, tu entendimiento, y tu expansión.

Sigue a tu corazón y despliega tus alas, es hora de que remontes el vuelo y digas: “¡trabajo bien hecho!”

Tienes el poder y la habilidad de ver la verdad de lo que deseas y de atraerlo hacia tí­.

Confí­a en que tus necesidades serán satisfechas abundantemente.

La Mantra para hoy es: “Sé que mis necesidades están siendo satisfechas y sobrepasando mis expectativas.

Desde este lugar de tranquila soledad y gran entendimiento estoy listo para desplegar mis alas y remontar el vuelo.”

Y así­ es

Ustedes son muy amados y apoyados siempre, los íngeles

Thank you, Mahalo, Merci, Gracias, Vielen Dank, Grazie, Спасибо, Obrigado, 谢谢, Dank, 謝謝, Chokran,Děkuji

Universal Copyright ©2016 by Sharon Taphorn All rights reserved.

Please share articles as long as copyright and contact info are always included and the message is complete and credit is given to the author.

www.playingwiththeuniverse.com

♥♥♥

Traductor : Gloria Mí¼hlebach

WebSite : http://wp.me/p5RUdl-Iqg

Volver a la Principal Sabidurí­a Angélica

6 Comentarios

  1. Qué pasará en estos momentos me siento muy solo y a la vez acompañado pero no se cual será mi destino alguien me puede ayudar???

    • Creo que la gran pregunta es Gustavo: ¿puede algo en la vida salirnos realmente mal? Porque… ¿cuál es de verdad “el mejor” destino?… Aunque sin duda somos corresponsables de los sucesos de la vida, las cosas solo pasan, simplemente pasan. Si esto que digo es verdad, creo entonces que es mucho más razonable, hasta menos doloroso y traumático “permitir” que cualesquiera que sea el suceso/destino, eso ya en sí­ mismo es sencilla y verdaderamente maravilloso. ¡Ah, pero es muy tí­pico en todos nosotros, que solo creamos que el destino/objeto/sujeto de nuestro deseo, es feliz y maravilloso si se completó como lo querí­amos… sino obvio que no! Por eso, como digo, creo que es mucho mejor dejar que el “evento” solo suceda sin tratar de imponerle ninguna clase de pre-cuestionamientos, ni aquel tan pesado elemento de deseo. Así­ lo que seguro pasarí­a, es que sea cual sea la experiencia, simplemente aceptando su devenir, podrí­amos quizás hasta llegar a “disfrutar” de aquel “destino”. De otra forma se nos limita para vivir la vida tal cual es y se nos presenta, y nunca poder así­ terminar de “madurar” (culpando siempre a terceros: a la suerte, a Dios, a los extraterrestres, etc. etc. o vaya a saber hasta qué inimaginables cosas) para nunca también poder asumir al fin de ser corresponsables casuí­sticamente de aquella misma.

      • Muchas Gracias por su respuesta Sr. Daniel, aprecio en realidad que alguien me haya contestado en esta página, porque he escrito muchas veces y nadie me habí­a contestado, en realidad se podrí­a suponer que mi vida son más preguntas que respuestas pero lo que quizá quise decir es que la soledad no es buena venga de dónde venga sea de la galaxia mano de Dios, o del mismo infierno/paraí­so judeo-cristiano, aunque reconozco que a veces la soledad asienta un poco bien. Bueno, que qué realmente nos podrí­a salir mal, para el mundo humano no es un secreto la situación social, polí­tica, alimentaria, de salud que vivimos los venezolanos en las últimas décadas, podrí­a quizá que “eso” nos salió mal, no lo sé a menos que esté equivocado, yo doy gracias a Dios todos los dí­as por estar vivo, pero hay cosas que por más que uno tenga toda la paciencia de los multiversos no se toleran, como la muerte innesaria nada ma´s en los últimos años de seres humanos, todos nos vamos a morir algún dí­a, pero aquí­ nadie hace nada para evitarlo, simplemente estamos a la buena de Dios o “del Diablo” según se quiera ver. El desempleo, la pobreza, la super-hiper-inflación, la escasez, las muertes por falta de medicinas o de dinero y otros tantos males más son parte de este repertorio dantesco y luminoso al mismo tiempo que tenemos que “aguantar” pero bueno seguimos adelante, que se podrí­a tomar como una nota Positiva, Gracias!.

        • Gustavo Rangel, he querido dar mi visión de las cosas. Yo creo firmemente que estamos viviendo como humanidad momentos únicos dolorosos pero trasformadores, todo lo que sentimos y nos ocurre a nuestro derredor, es saldando cuentas, finiquitando rezagos kármicos, estamos en momentos finales de crisálida a mariposa. La escuela de la vida es de aguante, es un decatlón, su sensación ambivalente de compañí­a y soledad, es el resultado de dejar y tener, está mudando del carbono al cilicio. Déjese llevar y disfrute el viaje, amando esos pequeños detalles de la vida donde otros no lo ven, aunque esté encima la tempestad…pronto, muy pronto el sol resplandecerá con toda su gracia y bendiciones para toda la humanidad.

          • Mi sueño siempre fue ser Astrónomo por aquello de querer viajar a las estrellas y todo eso, bueno espero de verdad que transformemos nuestras almas, nuestros cuerpos, nuestras mentes y nuestros espí­ritus para el bien presente y futuro de la humanidad en este planeta y si Dios lo permita en el resto del Universo, mi sueño es expandirme en cuerpo y alma al resto del Universo sólo Dios sabrá si esto me será posible, por ahora, sólo mantengo el sueño, solo o acompañado, Gracias!!!. 🙂

        • No tienes por qué agradecerme Gustavo Rangel, y menos por involucrarme en contestarte una pregunta. Comparto lo que afirmas, cuando dices que la soledad no es buena venga de donde venga, pero que a veces “asienta un poco bien”. Sin contradecirte en nada, pero desearí­a también opinar que casi el 100%100 de las veces la soledad no viene, sino que está, que como que se “acomoda” dentro de uno mismo. Digo acomoda, porque la soledad muchas veces no deja de ser una situación donde uno se habitúa a ella y se apoltrona, y luego como que se deja estar sin hacerle oposición. ¿Cómo hacerle oposición?: sin forzar situaciones, pero sin duda trabajar para generar esas situaciones: como eventos sociales, buscar “pares” para poder compartir gustos afines, abrirse a otras posibles opciones para descubrirse y enriquecerse en ellas. Siempre abrirse, nunca cerrarse sobre uno mismo; eso serí­a trabajar para quizás hasta poder redefinir parte de la propia personalidad “la que nos lleva suavemente hacia esa soledad” etc. etc. Hay que tener en claro que la soledad es hermana de la “quietud” y enemiga del “movimiento”. De todas formas, en un punto, como también tú dices, que un poco asienta bien, porque que es la única forma para hallarse, y conocerse uno mismo. Esto no es poca cosa; pero nunca como para encariñarse tanto en ese “pequeño sitio”. Sobre lo que dije en el otro comentario, el del dí­a 28/03, cuando afirme: “¿puede algo en la vida salirnos realmente mal? Porque… ¿cuál es de verdad el mejor destino?” Sin duda que hay duros momentos particulares y colectivos que marcan a unos y a otros a “fuego”… pero trato de decir que aun en aquellas situaciones y de esas situaciones, sin dudarlo, si queremos, todos podemos extraer mucha riqueza, que de otra manera “en la fácil” serí­a imposible (el acero se templa al fuego). Saber apreciar, también esos momentos, porque además nunca son para siempre. Recordar que nunca nada es para siempre…
          Un gran saludo, y lo mejor de la vida para ti Gustavo.
          Daniel

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here