Saúl en Español DESPERTANDO Las innumerables reglas y regulaciones existentes, se establecieron principalmente para el beneficio exclusivo de las personas en posiciones de influencia

0
23

leyes dos

Las innumerables reglas y regulaciones existentes, se establecieron principalmente para el beneficio exclusivo de las personas en posiciones de influencia

19-06-2013

El campo de energí­a divina en el que están siempre envueltos tiene un efecto cada vez mayor sobre la humanidad a medida que se aproxima el Gran Despertar.

Y va a ser un Gran Despertar! Todos han trabajado muy duro para llevarlo a cabo, y los resultados sin duda no los defraudarán – la decepción es de la ilusión.

La decepción ha sido endémica, prácticamente una epidemia en la Tierra durante millones de años, ya que las personas han vivido principalmente vidas en las que su principal preocupación ha sido su propia supervivencia.

Se han agrupado de vez en cuando para ayudarse unos a otros cuando un desastre o catástrofe se ha producido o se han sentido amenazados, sólo en esas circunstancias.

De lo contrario, se centran casi exclusivamente en asegurar su propia supervivencia debido al estado casi constante de ansiedad y temor que su estado aparente de separación les causó. 

Y por eso las decepciones eran experimentadas con frecuencia. Todos son uno.

Intentar vivir como si este no fuera el caso ha causado un enorme sufrimiento – sufrimiento que no era necesario – luchando y torturándose entre sí­ psicológica y fí­sicamente, creyendo que esto era necesario para su propia supervivencia personal.

Y parecí­a a menudo que aquellos que no seguí­an las “leyes evidentes de la supervivencia” sufrí­an más.

Incluso acuñaron un refrán para justificar esa forma de vida, a saber: “Dios dijo: ayúdate que yo te ayudaré” Los que están en la pobreza o que tienen problemas en su vida – enfermedad, lesiones, problemas de pareja, problemas financieros – fueron juzgados como ineficientes, y a menudo se consideró adecuado que fuesen juzgados y castigados por Dios.

Cada uno por su cuenta, y que el buen Dios te ayude! Incluso en las sociedades tribales, donde parecí­a que cada uno tení­a su lugar y el sentido de seguridad que esto daba, los conflictos con frecuencia se produjeron con otras tribus.

En ninguna parte de la ilusión era posible evitar o escapar de la necesidad de conformarse y pertenecer.

Aquellos que trataron de vivir de acuerdo a normas no aprobadas por la mayorí­a fueron excluidos y condenados al ostracismo.

Sin embargo, desde la edad de la iluminación las cosas han ido cambiando lentamente a medida que los métodos cientí­ficos permitieron que se formularan nuevas ideas y que se construyeran nuevas invenciones de manera que cambió para siempre la forma en que la gente pensaba.

Una reacción en contra de la corrupción endémica en las organizaciones polí­ticas y religiosas llevó a una apertura hacia la idea de que la reforma era posible y deseable.

Desde entonces, la esclavitud, la supresión de los derechos de la mujer, de las minorí­as raciales y grupos étnicos, y la condena de los estilos de vida que no eran “populares” han sido todos oficialmente prohibidos.

A pesar de que la persecución y el ostracismo de los diversos grupos todaví­a continúa, la conciencia de que esto no está en alineación con el Amor de Dios por sus hijos, el ser tratado tan tristemente, está creciendo, y hay muchos grupos, organizaciones e instituciones de beneficencia que trabajan incansablemente para asegurar que estas actitudes y comportamientos carentes de Amor sean eliminados a través de la educación y la protección fí­sica de los que están en peligro a causa de ellas.

En verdad, el progreso espiritual, la evolución espiritual que la humanidad ha experimentado durante los últimos siglos, ha producido algunos resultados sorprendentes y estimulantes, y ese progreso, esa evolución se está desarrollando de manera exponencial.

No es más que el comienzo de una serie de magní­ficos cambios de actitud espiritual y de conciencia que traerán paz y alegrí­a duradera para toda la humanidad.

Finalmente se han descartado las creencias inflexibles y dogmáticas con las que tantos han vivido durante tanto tiempo.

Se basaban en el juicio, el juicio de hombres por otros hombres, hombres que no tení­an ni la sabidurí­a ni el conocimiento para juzgar a nadie.

Sin embargo, el juicio demostró ser muy útil para aquellos que buscaron y obtuvieron el poder y la autoridad sobre los demás, ya que les permitió establecer un sistema de leyes y reglamentos por los que eran capaces de dirigir y controlar a las personas y avanzar en sus propias agendas personales.

Los del viejo orden, los que han heredado tí­tulos o riqueza o que se han alineado con ellos, están perdiendo su poder y control, ya que éste se disuelve o se escurre de entre sus manos mientras siguen aferrándose desesperadamente a los pocos fragmentos que les quedan.

En la ilusión, el poder, la autoridad y el control dependen del apoyo de las masas del pueblo, y ese apoyo está siendo retirado persistente e irremediablemente.

La gente hoy está cuestionando la autoridad seria e intensamente y se niegan a aceptar declaraciones autoritarias de las autoridades justificando esa autoridad ( La máxima: “Cuestiona toda autoridad”, en relación con el perí­odo de existencia de la humanidad en la Tierra, es una afirmación muy nueva y todaví­a muy controversial).

Mientras el Amor extiende su influencia por todas partes, cada vez más personas comienzan a comportarse en alineación con él, y, en consecuencia, las innumerables normas y reglamentos que rigen sus vidas, con las que fueron criados y a las que están acostumbrados se vuelven casi completamente innecesarias.

De hecho, asombrosamente se hace evidente que esas innumerables reglas y regulaciones eran establecidas principalmente para el beneficio exclusivo de las personas en posiciones de influencia impulsadas por sus propias agendas egoí­stas personales.

Los que ocupan cargos de gran alcance y que abusaron de ese poder y causaron los recientes problemas económicos, básicamente, han sido absueltos de sus responsabilidades.

Mientras que aquellos a quienes engañaron han perdido muchí­simo, han sido juzgados como tontos o estúpidos por dejarse engañar así­, y como bien sabes, incluso terminaron sin hogar.

Y los expertos y “sabios” continúan tratando de persuadirte de que así­ es como funciona el mundo, que así­ es como se supone que funciona, y que ustedes, el pueblo, sólo deben aguantarse, acostumbrarse a ello, y dejar de quejarse.

Qué alegrí­a es saber que esta forma de vida es una locura para llegará a su fin, a un final abrupto!

En tus momentos de tranquilidad, tus momentos de “no negocios” solo enví­a Amor a toda la humanidad – ricos y pobres, honestos y deshonestos sin el menor escrúpulo, los abusadores y las ví­ctimas – y recuerda que el hacerlo es la voluntad de Dios, porque no hay nadie en ninguna parte que se pudiera descartar o juzgar como no digno de ser amado.

Esa efusión de Amor a la que muchos se dedican está cambiando a cada uno de ustedes y al mundo.

Estas encarnado sólo para hacer esto, así­ que deja de lado tus inhibiciones, los sentimientos de que, efectivamente, debe haber alguien que ni siquiera Dios podrí­a amar, y mantén la intención de que el Amor y el campo divino de Amor en la que todos están eternamente envueltos abarque incluso aquellos pobres infelices equivocados que han cometido atrocidades inconcebibles y espeluznantes, ya que esto les ayudará a despertar también.

Con muchí­simo amor, Saúl.

Traductor: Rossana Carmona

WebSite: http://despertando.me/?p=128194

Volver a la Principal Saúl en Español

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here