Mensaje del GrupoArcturiano

26 de febrero del 2017  

Marilyn Raffaele @ Onenessofall.com

 26/FEBRERO/ 2017

Queridos lectores:

  Nos reunimos con ustedes amorosamente durante estos tiempos de tantos disturbios aparentes. No teman, pues todas las cosas están como necesitan estar para la evolución y crecimiento de la mayoría. Este tiempo es uno de confusión, inclusive para ustedes los despiertos, dejando a muchos cuestionándose si está sucediendo realmente un proceso de ascensión o no.

Están siendo testigos de los pasitos del despertar de quienes hasta ahora han aceptado como verdad todo lo que los gobiernos, religiones y los así llamados expertos les han dicho. Los ojos internos están comenzando a abrirse,  y con ellos se están abriendo diminutos capullos de conciencia. Muchos se están percatando repentinamente de que mucho de lo que han aceptado sin cuestionar no ha sido para el bien de la mayoría, sino para el bien de unos pocos.

Observen a muchos empezar a erguirse por sí mismos y demandar respuestas.  La Luz está empezando a brillar sobre aquellos que están confortablemente escondidos dentro de las agendas de conveniencia propia, para las cuales no tienen respuestas – el emperador (la ilusión mundial) está siendo reconocido finalmente como estando desnudo.

Acostumbrados a la obediencia ciega, muchos en posiciones de poder no están preparados para el cuestionamiento, ni sienten tampoco ninguna obligación de responder. La obediencia sin cuestionamiento es una faceta de la vieja energía que se está disolviendo rápidamente en presencia de frecuencias más elevadas de Luz trayendo ahora la verdad del empoderamiento a la conciencia mundial.

A medida que la mayoría empieza a reconocer y reclamar su poder innato, eso está creando un gran temor en quienes están cómodos y lucrándose del status quo, lo cual está causando a su vez que ellos respondan con lo que saben, los medios del sistema de creencias tridimensional – la represión, la violencia y el castigo.

El reclamar el poder innato es uno de los primeros y más poderosos pasos de la trayectoria evolucionaria, pero muchos todavía no entienden plenamente qué están sintiendo o empezando a sentir. Como los individuos sólo pueden expresar su estado actual de conciencia, ustedes están siendo testigos de un surgimiento de acciones que reflejan los conceptos de resolución, algunos pacíficamente y otros no.

No teman, queridos míos, pues todo está como necesita estar por ahora. Como hemos dicho antes, esto no significa que los individuos despiertos no puedan tomar una posición, siempre y cuando sus acciones tengan la intención de servir, de dar un ejemplo, y se hagan con amor incondicional con el propósito de despertar a otros a métodos más elevados de resolución.

Deseamos hablarles sobre el amor en acción; el amor que no es simplemente una emoción o una conciencia, sino un amor expresado externamente mediante palabras o acciones tomadas. Como con todas las acciones, la intención determina la energía en la que fluye la actividad. Cuando el amor incondicional es la intención detrás de una acción, ella siempre portará una alta resonancia, sin importar cuán mundana aparente ser para otros.

Hay momentos cuando las palabras o acciones severas son el único modo de que un grupo o un individuo puede comprender que sus palabras o acciones no son aceptables o que lo que ellos están haciendo está interfiriendo con la libertad o el bien de otro. Los padres hacen esto todo el tiempo cuando están disciplinando a sus hijos.

Tristemente no todas las acciones severas están basadas en el amor incondicional. Con frecuencia la disciplina de los niños, los prisioneros, los miembros de una iglesia o cualquiera bajo la autoridad de otro no se realiza para el bien de quien está siendo disciplinado, tal como se dicen a sí mismos, sino que es una excusa para consentirse a sí mismos abusando del poder.

El abuso del poder es un medio usado por quienes portan inconscientemente energías de ineptitud y baja estima. El ejercitar el poder sobre otro sin amor proporciona a estos queridos seres un sentido falso de tener la fuerza y el poder que todos buscan, pero que sólo se puede encontrar interiormente.

El amor en acción significa tomarse el tiempo para preguntarse: ¿por qué estoy actuando así? ¿es para castigar o para informar? ¿es para dominar o para enseñar? ¿o es simplemente porque estoy eligiendo expresar mi amor en todas mis acciones?”

Habiendo experimentado muchas vidas en la Tierra la mente y los reflejos de muchos siguen estando programados hasta que despejen el actuar a partir del temor, el juzgar, y el criticar en situaciones desconocidas. Estas reacciones son o viejas energías todavía activas en la memoria celular o conceptos aprendidos en esta vida concernientes a las reglas tridimensionales sobre cómo debe ser todo a fin de estar correcto.

 La evolución gradual y constante de la humanidad es reconocida fácilmente observando cómo las “reglas” de una generación le parecen viejas y tontas a la siguiente, y luego cambiando totalmente. Ha habido innecesariamente mucho sufrimiento en el pasado, y lo sigue habiendo actualmente, simplemente debido a las “reglas” impuestas sobre los desfacultados por parte de alguien en una posición de “autoridad,” ya sea políticos, líderes religiosos, padres o hijos adultos.

Cuando reaccionan negativamente a alguna persona, lugar o evento, hagan una pausa y tómense un tiempo para preguntarse de qué se trata la reacción. “¿Qué es lo que creo que me hace sentir de esta manera? ¿es verdad?” Las reacciones negativas son sus maestros y bendiciones sirviendo como medios para ayudarles a descubrir qué siguen sosteniendo en su sistema de creencias, permitiéndoles entonces liberar y despejar lo que encuentren.

Este es un poderosísimo tiempo en la Tierra.  Energías de alta frecuencia de Luz están fluyendo y a la disposición de todos. Estas energías afectan a todos, permitiéndoles reconocer fácilmente todo lo que no resuena con el amor universal. La Conciencia Universal está en la dolorosa etapa de dar nacimiento a la facultación individual. Está naciendo ahora en el mundo a su alrededor.

Debe traerse amor incondicional a cada acto, sin importar cuán mundano sea aparentemente.  Sostener abierta una puerta para alguien al tiempo que reconocen silenciosamente a esa persona como un ser divino los hace un Trabajador de la Luz y permite que este simple acto porte una frecuencia espiritual.  Si se realiza el mismo acto de sostener abierta la puerta para alguien con un sentimiento de que debe hacerlo o con conceptos de la separación el acto no fluye con la misma energía, aunque aparente ser el mismo.

Los actos de servicio hechos sin tenerse una conciencia de la unidad (amor incondicional) son una fase muy importante de la trayectoria porque son uno de los primeros pasos para lograr la conciencia de la unidad. Todos los actos de servicio son amor en realidad, aún cuando la persona actúe lejos de darse cuenta de ello.

A cada individuo se requiere que viva solamente a partir de su estado de conciencia más elevado que ha logrado. Si una persona elige vivir a partir de un estado más bajo de conciencia del que ha alcanzado (pretendiendo a fin de complacer a otro) esta persona experimentará  remordimiento o culpabilidad e intranquilidad porque está fuera de armonía con su yo interno / su YO.

Intención- intención- intención–queridos míos. Al principio deben permanecer conscientes de las intenciones detrás de cada acción, pero pronto llega un tiempo en el que este esfuerzo consciente ya no es necesario porque su práctica se ha vuelto su estado logrado de conciencia que permite que todas sus acciones fluyan automáticamente en corrientes de amor incondicional.

 La meta de la trayectoria espiritual es lograr la conciencia de la unidad con todo dentro del UNO.  Muchos de ustedes ya están allí, y han encontrado que rara vez reaccionan a las cosas a las que previamente solían reaccionar. Ustedes se han vuelto los mostradores del camino y está muy cerca el tiempo de mostrarlo pues muchos están llegando rápidamente o estar listos a que se les muestre.

Los ritos y rituales de las religiones organizadas son simplemente medios – algunos efectivos y otros no – creados usualmente por humanos bien intencionados, no por Dios, con el propósito de informar a otro sobre la verdad (su concepto de la verdad). Todo ser llega al punto en el que ya no se beneficia más continuando las prácticas de las religiones organizadas porque han llegado a darse cuenta de que la única iglesia verdadera es la de su interior. Esto no quiere decir que las actividades religiosas nunca más pueden ser disfrutadas ni compartidas con los amigos, pero la creencia de que ellas son necesarias no existe más.

Todas las religiones organizadas empiezan con mensajes de la verdad recibidos y enseñados por un individuo que ha logrado un estado altamente evolucionado de conciencia. Sin embargo, en el transcurso de una generación o dos la pureza de los mensajes originales se pierde siempre y empieza a llenarse de falsedades.

Esto sucede cuando la pureza de las enseñanzas originales es interpretada y luego enseñada por quienes tienen un estado mucho menor de evolución de conciencia. Estos maestros, ministros, figuras de autoridad tienen una buena intención, pero debido a su inhabilidad para captar los significados verdaderos de las verdades más profundas según fueron enseñadas por el maestro original, ellos enseñan conceptos, no la verdad.

Sigue habiendo quienes necesitan la guía y estructura de una religión organizada que los ayude a aprender a comportarse, pero todo ser llega a un punto donde las enseñanzas presentadas por otro se sienten viejas y acabadas – confíen en ese sentimiento. La Verdad yace silenciosamente en el interior, aguardando a ser reconocida por cada persona, pues dónde más pudiera estar la Verdad, siendo ustedes quienes son – la Única Conciencia Divina, Todo Lo Que Es.  La “verdad” según la enseñan otros nunca puede elevarse más allá del estado logrado de conciencia del maestro, quien a menudo es bien intencionado pero sigue manteniendo muchas creencias tridimensionales.

Un verdadero maestro espiritual siempre guía y enseña al estudiante a buscar interiormente, el único lugar donde puede encontrarse la verdad.Éste es el propósito de las prácticas de la meditación, el ir a la naturaleza y al silencio que acallan a la mente para que pueda oírse la tranquila y suave voz interior.

La trayectoria evolucionaria es sencillamente el proceso de recordar quién y qué son ustedes ya mediante las experiencias de la separación.  Cada poquito logrado de lo que se dan cuenta debe ser vivido y expresado, de modo muy parecido a la fruta que aparenta manifestarse de la nada en los árboles frutales. Si no se recoge la fruta, ella permanece sin expresarse y se pudre.

Permitan que los frutos de su conciencia fluyan abundantemente sin temor en cada situación, portada en corrientes de amor incondicional.

Somos el Grupo Arcturiano

Dejar respuesta