15-04-2017

Decimos Maestros Andinos, a aquellos hombres sabios que se desarrollaron en los territorios andinos, aquellos maestros que han existido desde las épocas pre-culturas y mediante su descendencia continuaron más organizados en el tiempo de nuestros Inkas, llegaron de esa misma forma hasta nuestros días; Gracias a estos maestros sabios y nobles, Depositarios de la Sabiduría y las Prácticas Andinas, hoy en día somos sus descendientes que continuamos su trayecto espiritual.

En la antigua historia de los Maestros Andinos, siempre se han presentado hombres especiales y espirituales, y seguirán viniendo a este mundo; con un propósito y con una misión para ayudar y guiar a la humanidad; aquellos Maestros Andinos de la antigüedad, son los Maestros que tienen origen y descendencia en los territorios Andinos desde tiempos remotos.

Si retrocedemos hasta antes de hace 4,000 años, los Maestros Andinos siempre han practicado una forma de espiritualidad propia del mundo andino; en cada grupo humano Civilizatorio de dichos territorios, tenían su propia forma de hacer espiritualidad; Aquellos maestros se han adaptado y adecuado a su idiosincrasia y filosofía de sus tiempos, estas formas diversas de espiritualidad estaban basadas según su necesidad y su entorno cósmico que los rodeaba.

Podemos darnos cuenta que era una realidad diferente, donde los espíritus se manifestaban y se revelaban a los hombres de aquellas épocas, en diferentes momentos y con diferentes propósitos.

En aquellas épocas los Dioses Andinos siempre estuvieron Machupendientes y vigilantes de los maestros, gracias a las necesidades que había en estas épocas y en las condiciones difíciles en la que sobrevivían los maestros, necesitaban una guía y ayuda en su proceso de desarrollo y aprendizajes como maestros; por ello los grandes maestros de la antigüedad han tenido contacto y relación con los seres superiores, la cual les ha permitido entender plenamente el panorama espiritual y cósmico de esos tiempos y por ende ello se extendió para todos los tiempos.

Con el correr del tiempo las necesidades de los Maestros y la necesidad de los pueblos eran más exigentes, por ello el entendimiento y las prácticas espirituales de los Maestros también eran más exigentes y se desarrollaban cada vez más profundo; Cada vez más tenían sentido las respuestas a sus vidas, cada vez más adquirían un cuerpo de conocimientos Espirituales, cada vez desarrollaban diferentes prácticas y enseñanzas.

Con el tiempo comenzaron a nombrarse maestros formales en los diferentes lugares del territorio Andino: cada Etnia o grupo humano tenían sus propios Maestros que los representaban, cada civilización Étnica desarrollaba sus propias artes y prácticas espirituales, cada Maestro de cada región desarrollaba su propia práctica y enseñanza Espiritual.

Así lo aprendieron cada pueblo que escuchaba a sus propios Maestros

Las revelaciones, visiones y mensajes de los dioses fueron dadas a la mayoría de los grupos humanos de la antigüedad, estos mensajes e instrucciones divinas eran según su entendimiento y desarrollo de cada maestro y para cada pueblo.

Estos grupos humanos tenían diferentes necesidades, vivían en diferentes escenarios y situaciones.

Por ello las revelaciones y la ayuda de los dioses, eran según la medida en que ellos estaban avanzando en su espiritualidad.

Como bien sabemos durante estos largos años, han pasado muchas apocas de muchos cambios en sentido Espiritual y Cósmico; los maestros han tenido que pasar ciertas dificultades según los cambios delos tiempos; porque, estamos hablando de: épocas de guerra, épocas de paz, épocas de amenaza, épocas de cambios climáticos, épocas de desastres naturales…

Los Conocimientos y Prácticas Espirituales que los Maestros Andinos de la antigüedad habían aprendido y habían acumulado, fueron transmitiéndose a sus descendientes, estos descendientes a su vez transmitieron responsablemente a sus generaciones; así estos conocimientos, llego a las culturas Andinas importantes que se presentaron en aquellas épocas.

Como la mayoría sabemos que en los territorios Andinos, antes que gobernaran los Inkas, se presentaron varias e importantes Culturas, como: Chavín, Paracas, Chancas, Chimú, Nazca, Qanchis, Qollas, Ayarmacas, Waris… Estas Culturas que se desarrollaron en las diferentes regiones, ellos ya habían heredo de sus ancestros los conocimientos Andinos; posteriormente estos Conocimientos Sagrados se han transmitido, de generación en generación hasta la llegada de los Inkas del Tawantinsuyo.

En el tiempo de los Inkas, los maestros de las culturas ancestrales continuaron con su tradición de transmitir las enseñanzas Sagradas, pero bajo un régimen organizacional sistematizado, como es característico de la gobernación Inka.

Como podemos darnos cuenta, en cada época y tiempo que pasaba desde los hombres de las cavernas – hasta los hombres que se presentaron y se desarrollaron en las Civilizaciones Culturales pre-Inkas-, los maestros han asumido una tarea muy difícil; de transmitir sus Conocimientos a sus generaciones venideras bajo una responsabilidad. Así estos Conocimientos han llegado de forma más organizada hasta el tiempo de los Inkas, por consiguiente ello se extiende hasta nuestros días.

Los Maestros Inkas

La Època Inka desde los años 1100 d.c., en adelante, es una época clave, en asuntos de los Maestros Andinos.

Porque fueron los “Inkas” quienes reconocieron y le dieron un valor oficial, y una buena posición correspondiente a los maestros, dentro de la sociedad Inka; porque en estos maestros Sagrados radicaba el secreto de su progreso y futuro de su pueblo.

Pero de nuevo, debemos recordar que estos maestros habían heredado algunos de sus conocimientos, desde sus Ancestros que eran Etnias, Tribus o Culturas Andinas.

Por lo tanto pareciera que el camino de los Maestros y Maestras Andinas, han sido planificados por los Dioses, desde tiempos inmemoriales.

Donde cada maestro, en su especialidad, ha sido destinado para cumplir su misión, desde su nacimiento hasta su muerte; donde los “Inkas” una raza muy avanzada para su Época supieron entender a los Maestros, el contenido del mensaje de los Dioses, los misterios de la Madre Cósmica… para su Buen Vivir – y, no solo para su Buen Vivir – sino más bien, para su desarrollo y avance Espiritual – tanto para la Élite Inka como para el pueblo.

El principio andino: “Llapampis Huqllapin” (la diversidad en la unidad) es ejemplarmente aplicado, en el tiempo de los monarcas Inkas.

Los Maestros Andinos que provenían de sus ancestros, que fueron las diversas Culturas y Tribus, han sido llamados para hacer un “Ayllu Hamaut’akuna” (Comunidad de maestros Andinos); donde los Maestros que tenían diferentes Conocimientos, habilidades y dones Espirituales, fueron entrenados y especializados a un grado mayor para ejercer su área o función.

De manera que sirvieran exitosamente al Imperio Inka, a la comunidad de los espíritus… para aprender más y enseñar bajo un sistema de organización Inka, donde el pueblo se beneficiaba favorablemente.

Así como se vuelve a mencionar en esta parte. En la época de los Inkas, en especial en el imag inkatiempo del Inka Pacha Kuteq; los Maestros Andinos que provenían desde sus Ancestros y de diferentes Comarcas, fueron convocados y reunidos, para conformar un grupo de Maestros Andinos más grande que el mundo haya conocido en la historia Andina.

Los grandes Maestros Sabios, fueron quienes investigaron más a profundo los Conocimientos y Prácticas Andinas; fueron ellos quienes redescubrieron los Secretos Sagrados Andinos, para enseñar a las generaciones venideras; fueron ellos quienes desarrollaron la supremacía en los Conocimientos Andinos, por ello el pueblo Inka creció en sus diferentes sentidos.

Los Inkas asignaron un lugar Sagrado exclusivamente destinado para los Maestros andinos; este lugar fue su escuela de los Maestros y lo llamaron “Yachay Wasi”, que quiere decir, la casa del saber, donde los Maestros llamados HAMAUT’AS enseñaron durante cientos de años; esta Escuela estaba ubicado en “Qori Kancha” (recinto de oro) de la Ciudad de Cusco.

Por historia, sabemos que este lugar Sagrado albergó por años a los Maestros, en especial a los Hamaut’as; quienes enseñaron a muchos discípulos, en diferentes materias, para el bien del hombre y de la sociedad.

Por un lado los otros Maestros de otras especialidades también dedicaron su vida al servicio de la sociedad y los Dioses.

Como ya nos podemos dar cuenta, el movimiento y la acción de los Maestros se hicieron más notorios en la Época Inka del tawantinsuyo; tiempo en que los Maestros y su sabiduría, han florecido en todo el Imperio Inka – el desarrollo de la conciencia espiritual llegó a un máximo esplendor y apogeo – donde los Maestros Inkas han estado más organizados que sus antepasados.

Después de ello hasta hoy no ha vuelto a suceder todavía.

La Época de los “Inkas”, es quizás la Época más principal, o mejor dicho; Época importante en la que compartieron, aprendieron y enseñaron sus prácticas y saberes, investigaron más profundo los Conocimientos Sagrados; era el tiempo en que los maestros han tenido un avance y desarrollo significativo.

Su misión era transmitir un cuerpo de conocimientos a la Élite Inka, a los discípulos, a las gentes del pueblo… según sus niveles y especialidad para lo que debían ser formados.

Esta es una Época del Nuna Pachakuti, (el retorno de los tiempos cósmicos y espirituales – en un estado refinado y adaptada a cualquier época) donde los Maestros Andinos y los Espíritus Cósmicos se han reunido una vez más; en el pasado sucedió de forma similar; así mismo en el futuro sucederá de nuevo, pero en un nivel más grande donde podría abarcar naciones y ciudades; ese acontecimiento sucederá en su momento, donde los Conocimientos Sagrados florecerán de nuevo, en un nuevo orden y con un nuevo plan Cósmico.

En este sentido, hablar de los Maestros Andinos, es hablar también Punchos R de los diferentes Maestros Andinos, con diferentes funciones que se han presentado en la época pre-inca e Inkas; maestros de diferentes especialidades que se desempeñaron según las necesidades de los pueblos; nos referimos a los: Paqos, Hamaut’as, Hampi Kamayoq, Maych’eros, Khipu Kamayoq…, por lo tanto, es evidente que los Inkas respetaron e Integraron: las diversas Tradiciones, Culturas, Costumbres, Filosofías, Espiritualidades, Prácticas Espirituales, a los diferentes Maestros… con su propia forma de hacer espiritualidad.

No ignoraron o menospreciaron a ningún maestro; más al contrario investigaron a cada maestro, para saber las diversas formas de espiritualidad y planear unos sistemas de conocimientos solidos con una buena base, así lograron la supremacía en los Conocimientos Espirituales para el bien del Imperio Inka.

Otra etapa de cambios

En la historia de los Maestros Andinos, es sabido que desde los años de 1532 en adelante, con la llegada de los españoles a los territorios andinos ha tenido grandes cambios, a estos cambios lo llamaremos el gran “Pachakuti” (el retorno de los tiempos y espacios – ya que, esta no es la única Época en que suceden estas cosas) de los maestros Andinos; quiere decir una época de fuertes cambios para los maestros; había llegado el momento para dar inicio al “Tukuy T’iqray” de los Maestros (inicio de una transformación y cambio de los Maestros).

Comenzó una era muy difícil culturalmente para los Inkas; la Cultura que trajeron los invasores – colonizadores fue atroz, amenazador, abusiva… tanto para el pueblo Inka, como para los maestros andinos; hubo un choque frontal y destructivo traído por parte de una Cultura ajena.

Cuando los invasores llegaron a los territorios Andinos, no respetaron la Cultura Inka, no respetaron a sus Maestros y todo lo que habían creado por miles de años.

Con el afán y ambición de saquear todo el oro de los Andes, no se dieron cuenta que los Maestros Inkas habían guardado secretos y saberes Espirituales más valiosos que el oro; ignoraron por completo la línea de los Maestros en todos sus linajes y campos del saber, transgredieron las Normas morales Cósmicos más elevadas que los Inkas habían mantenido hasta entonces; profanaron los Símbolos Sagrados y los Secretos que estos guardaban para el bien de la humanidad, intentaron borrar de su mente y corazón de los hombres andinos la Sabiduría y las practicas Espirituales que ellos guardaban; trataron de hacer olvidad su Concepción y Realidad Cósmica. Lo más grave, es que, arremetieron con violencia, abuso y atropello contra los Maestros Sagrados, que, – lo único que querían estos Maestros Andinos, era enseñar, ayudar a la humanidad – y, ¡no solo al pueblo Inka!, si no que, ¡era su costumbre recibir y hospedar a los extraños y forasteros! que venían a su pueblo.

La invasión no solo tuvo lugar en sentido material, sino que invadieron en todo sentido: invadieron sin permiso alguno contra la Espiritualidad Andina, invadieron los Conocimientos y Prácticas de los Maestros, invadieron la concepción e idiosincrasia de los habitantes del Tawantinsuyo, invadieron contra su futuro del pueblo Andino; en consecuencia comenzó la colonización y contaminación desde diferentes puntos de vista, como ya se dijo: tal colonización comenzó tanto en sentido material como en sentido Espiritual y en lo moral.

Por todos estos y otros actos, los pocos Maestros que quedaban se han visto amenazados.

Desde entonces la Sabiduría Espiritual Andina se mantuvo en secreto, fue practicado solo por algunos Maestros puros y selectos en secreto; pero algunos Maestros han optado por retirarse a los lugares lejanos por varias razones; mientras que otros maestros, de nuevo se desviaron a las fuerzas del mal y a la oscuridad – estando en un camino correcto andino – y han utilizado mal su poder y conocimiento (esta no es la única época en que los maestros se desvían del camino correcto, y utilizan mal su poder o hacen daño a las sociedades y personas), en consecuencia, tristemente se convirtieron en “Layqas” (hechiceros-brujos) con artimañas haciendo maleficios, daños a las personas, para causarles enfermedades, desgracias, incluso la muerte… Pero aun así era difícil sobrevivir en esos tiempos, debido a que los españoles tenían registrado a cada uno de los miembros de las familias, a cada miembro de los Pueblos, a cada miembro de los Ayllus; y les habían despojado de todos sus bienes, querían asegurarse que todos estaban bajo su control.

La Luz Andina retorna

Pero, como ya sabemos, a pesar de que se han intentado hacer desaparecer a los Maestros Andinos, a pesar de que han querido borrar los Conocimientos Andinos, a pesar de que han obligado a los Hombres Andinos a olvidarse de su tradición y espiritualidad; los supuestos colonizadores no lo han logrado, todos su intento a fracasado, en especial en asuntos Espirituales.

Como evidencia de ello, hasta nuestros días, los pueblos Andinos conservan sus tradiciones y costumbres, por lo tanto es muy difícil hacer olvidar o borrar del corazón y mente de los andinos, lo que antes fueron con sus Ancestros; Es más, es imposible borrar la información ancestral que guardan los hombres Andinos en su código genético.

Por otro lado, es imposible que los Dioses y Espíritus, en comunión con el Cosmos dejen a sus hijos en desamparo espiritual. por estas razones los Hijos de los Andes, los hijos de la Luz, los hijos del Bien, los hijos de “Wiraqocha”… han regresado para retomar su derecho, para continuar con su deber de enseñar, para ayudar a la humanidad… así como nuestros ancestros inkas lo estaban haciendo.

Sin embargo ahora se continuara en el mismo camino de los maestros, abarcando las diferentes líneas de maestros; mejor dicho, los maestros estamos regresando desde hace un buen tiempo en diferentes: especialidades, niveles y lugares.

En el pasado la Profecía decía que: los tiempos de los hijos de la Luz regresaran con los Conocimientos Inkas, quienes asumirán una misión de enseñar y difundir los Conocimientos Andinos, para que el mundo sepa en que realmente consiste estos saberes Ancestrales (es evidente que en estos tiempos, mucha gente ya está informado sobre los asuntos espirituales andinos).

¡La Luz!, ha comenzado a ILUMINAR: la mente, el corazón, el espíritu… de los hijos del sol (la “LUZ” y el “ILLA”); estos hijos están despertando en los diferentes partes del territorio Andino, una vez que despierten de un largo tiempo de oscuridad y sueño, su conciencia y su espíritu también despertaran con ellos, para sanarse a sí mismos y sanar al resto de la humanidad.

¡La Luz brillará! en el mundo Andino, y ¡la luz también Iluminara! al mundo entero, donde la humanidad tendrá la oportunidad de ver la Luz; una Luz que siempre estaba con ellos, pero que no lo reconocieron como tal y no lo valoraron o aceptaron como tal.

¡Esta Luz!, es la que mantiene vivo a los maestros, por ello los maestros siempre mantienen abierto su “k’anchay”.

En la actualidad los maestros Andinos estamos presentes, sabemos que es un nuevo tiempo, donde la humanidad ha sido arrastrado por miles de años, por sistemas de vida política y el poder que se manifiesta en intereses personales; la humanidad ha sido obligado a vivir según los valores del sistema de vida actual – creado por la misma sociedad-, mas no por los hombres sabios y los dioses.

Los principios eternos de los Cosmos-Dioses y los maestros existen, ahí está junto a nosotros, es aplicable en los diferentes campos de la existencia humana.

Finalmente quiero darles la buena noticia sobre el retorno de los “Yachay Chaskeqkuna” (receptores y mensajeros de la sabiduría ancestral Inka).

Los conocimientos andinos han sido reservados exclusivamente a los Hamaut’as, quienes mantuvieron en Hermetismo absoluto durante cientos de años; en el tiempo Señalado, estos conocimientos misteriosos de los maestros Andinos, son develados para un entendimiento pleno y amplio del saber Andino y para una Cosmo-vivencia en el sendero Inka.

En estos tiempos donde la humanidad vive una era débil espiritualmente, los Maestros Andinos están asumiendo el rol de anunciar los saberes Andinos, que estaban preservados para el beneficio de la humanidad.

Para algunos, esto no es novedad, porque tienen un pleno conocimiento de lo que está sucediendo.

Hoy, Retornan los Maestros y Maestras Andinas:

– Hoy, Retornan los Hamaut’as

– Hoy, Retornan los Yachay Chaskeqkuna

– Hoy, Retornan los Paqos” (Aukikuna)

– Hoy, Retornan los Huarawikus

– Hoy, Retornan los Hampi Kamayoqs

– Hoy, Retornan las Mamakuna” (Ajllakuna)

El Conocimiento Ancestral-Espiritual de los Maestros de cualquier Tradición o Cultura, son un soporte y una guía para la humanidad; quien sabe escuchar y entender se deja soportar y se deja guiar.

Rodolfo Ttito Condori – “Nuna Hamaut’a

WebSite: LOS CABALLEROS DE LA ORDEN DEL SOL

WebSite:maestros-ascendidos-los-
maestros-andinos

Volver a la Principal Maestros Ascendidos

1 Comentario

Dejar respuesta