fearfreeworld dos

12-05-2013

Vamos a fingir – Una vida libre de miedo.

Al fingir, desencadenamos un resultado posible en la vida real. Los niños hacen esto de forma natural, y los animales también, cuando juegan. Fingen que hacen lo que van a tener que hacer o quieren aprender a hacer, cuando crezcan.

Al fingir, ponemos las manos en el campo de la posibilidad infinita que es el espacio que hay entre los pensamientos, y la zona que hay entre las partículas de cada átomo.

Se crea algo que no existía antes en nuestra mente. Al fingir, nos damos permiso para dejar de lado lo que es ” real”, ” posible”, y “factible”, y simplemente dejamos que exista lo que está en nuestra imaginación, en nuestros escritos, dibujos, juegos y conversaciones.

Imagínate, fingir, escribir o dibujar, una vida sin miedo. TU vida. ¿Qué aspecto tiene? ¿Qué harías?

Estuve observando esto en mí misma, y lo primero que me vino a la mente fue que debería “mirar más”. Me encanta mirar, observar.

Pero ser la cara visible en esto de elevar la consciencia, el empoderamiento y la conciencia del planeta supone tener una agenda muy ocupada, y el hecho de poder solamente mirar, se ha visto relegado a los últimos lugares de mi lista.

Pero cuando me dejé llevar en mi juego de fingir el NO MIEDO en el mundo, se hizo mi trabajo de elevar la consciencia y la vibración del planeta. Simplemente me permití Observar, Mirar, Explorar. Y eso fue algo fascinante en sí mismo.

Cuando en enero de 2010 se me pidió presentarme ante el público, no tenía ni idea de por qué. O incluso, ¿por qué yo?

Se me ocurrió que las personas que habían venido a hacer ese trabajo habían sido, de algún modo, apartadas y yo era su “décimo” plan B.

Pensé que la razón de esto estaba en que yo soy una persona muy reservada, y prefiero mirar y observar, que ser mirada u observada. Particularmente, como Inelia Benz, soy irrelevante y no existo realmente. No hay nada que interese en mí.

Y esta semana, mientras jugaba a fingir NO TENER MIEDO en mi vida, me di cuenta de que esa era la razón principal de haberme presentado en público.

No sólo porque no tengo ningún interés en ser vista, – ya que eso no me provoca ninguna satisfacción, deseo o interés, y había una energía disonante en el hecho de hacerse público que tenía que ver con el paradigma “yo y sólo yo”, que no tenía nada que ver conmigo- , sino también porque me encanta observar.

A medida que nos alejamos del paradigma salvador/agresor/víctima/mártir, la presencia de salvadores, guías, o deidades deja de ser una necesidad.

Toda la información que podríamos necesitar, ya está disponible. Y si no se halla disponible de inmediato, muchas personas están trabajando para que lo esté.

Si alguien realmente quiere encontrar algo, puede hacerlo. El tiempo en el que un gurú o un yogui “ilumina” a los demás ya no sirve.

Lo que nos queda es el recuerdo y múltiples puntos de vista. Cuantos más puntos de vista diferentes estén examinando el mismo tema, más acceso podemos tener a ese tema.

El nuevo papel de los que en el pasado pudieron haber formado grupos, religiones, etcétera, es simplemente inspirar a la audiencia para que observe lo que está viendo, mirando, explorando, y no a ellos mismos – los oradores.

La persona del público puede entrar y salir a voluntad, escuchar y explorar nuevas visiones con diferentes oradores, y cuando lo ha visto todo, puede empezar a hablar y a expresar esos puntos de vista para que otros también puedan experimentarlos. En esta nueva estructura el orador se vuelve irrelevante.

Y después de estar fingiendo un mundo sin miedo, el resultado ha sido la constatación de que PODEMOS EMPEZAR AHORA.

Con dos o más personas mirando en la misma dirección, fingiendo lo mismo, o teniendo la misma intención, se logra un nivel de “acuerdo” en esa realidad a la que llamamos universo físico.

Una de las “leyes” de la realidad física, es que ésta existe a través del acuerdo. El acuerdo viene en paquetes, programas, creencias culturales, medios de comunicación, religiones y otras cosas.

En este momento, nuestra realidad está llena de miedo. El miedo está en todas partes, en todos los aspectos de nuestras vidas.

Sin embargo, es sólo un “punto de vista”, una expresión energética de esos archivos adjuntos que son la supervivencia y la evitación.

Algunas personas creen que “el miedo es necesario para la supervivencia”. Otros piensan que está bien sentirlo pero que se deben hacer cosas de todos modos; sí, esto es una manera de empezar a disolverlo, porque nos damos cuenta de que el cielo no se cae cuando actuamos con miedo, pero este método puede ser largo y arduo, e incluso contraproducente.

Otros tratan de suprimir el miedo, de apartarlo, o de esconderlo en una burbuja de luz. Pero al apartarlo, lo hacemos más fuerte.

Así que mejor, lo procesamos. Y eso funciona muy, muy bien a nivel individual. Cuanto más miedo se disuelve procesándolo, mayor será nuestra vibración y más se expandirá nuestra consciencia.

Y ahora, si fingimos una vida sin miedo, y luego un mundo sin miedo, podemos traer un nuevo paradigma a la consciencia colectiva humana.

Así que, este es el aspecto que tiene mi vida y esto es lo que voy a hacer de un modo diferente: He decidido empezar a mirar ahora y no esperar hasta que hayamos terminado con nuestro trabajo en el planeta.

Quiero mirar, y os invito a mirar allí donde estoy mirando, simplemente porque es fascinante y mientras más seamos los que miremos, más llegaremos a descubrir, conocer y recordar.

Este mes, pasemos un tiempo, aunque sólo sean unos segundos, mirando a la “realidad” libre de miedo, tanto la personal, como la del planeta.

Busca un bolígrafo y un papel y expresa cómo se ve tu vida LIBRE DE MIEDO.

¿Qué dices?

Traducción: Romina Solís

Fuente: http://ascension101.com/es/home/ascension-blog/77-may-2013/348-lets-pretend-fear-free-life.html

WebSite:  http://despertando.me/?p=126864

Volver a la Principal Mensajes de la Luz

Dejar respuesta