David Wilcock: Muy bien, bienvenidos de nuevo a “Divulgación Cósmica.” Soy su anfitrión, David Wilcock, y estoy aquí con Corey Goode.

Y en este episodio, vamos a entrar en algunas actualizaciones muy emocionantes. He visto algunos de lao puntos de los que vamos a estar hablando, y este va a ser realmente uno de los clásicos. Estoy seguro de eso.

Así que Corey, bienvenido de nuevo al programa.

Corey Goode: Gracias.

David: Cuando lo dejamos por última vez, usted había sufrido una lesión en la rodilla mientras iba evacuando la nave CMI – Complejo Industrial Militar, CMI, lo que solía llamar el Programa Espacial – Nivel Inferior; estamos tratando de darles un nombre más respetable.

Comencemos desde allí. ¿Qué sucede después de haber sufrido una lesión en la rodilla?

Corey: Bueno, desde la última vez que hablamos y que publiqué una actualización, poco después de haber llegado a casa – fue alrededor del 26 de octubre, temprano en la mañana – me encontré una vez más en mis pantalones cortos y camiseta, sin zapatos, caminando en el estacionamiento detrás de mi casa.

Me desperté a mitad de camino y mientras estaba tratando de averiguar lo que estaba pasando, continúo caminando. Estoy caminando hacia la misma nave de la última vez, la que tiene una forma tipo pez cuando se mira desde la parte superior.

David: Así que esta es claramente un tipo de nave anti-gravedad, . . .

Corey: Sí David: . . ..  no un avión regular en lo absoluto?

Corey: Sí.

David: De acuerdo.

Corey: Así que veo a los mismos dos aviadores de la última vez. Y cuando estaba caminando, me preguntaron inmediatamente si estoy en condiciones físicas de subir la escalera.

David: ¿Así que estos fueron los chicos que lo llevaron a casa la última vez y se regresaron corriendo?

Corey: Sí, los mismos chicos.

David: De acuerdo.

Corey: Me subieron por las escaleras. Caminé a través de la misma sala de almacenamiento, y me llevaron a la habitación donde he estado varias veces antes, la que tiene las camas que se despliegan de la pared y sillas.

David: La temible sala de interrogatorios.

Corey: Correcto. Parece una pequeña sala médica.

David: Ahora, usted ha tenido algunas experiencias muy desagradables allí. Entonces, ¿cómo se siente cuando se encuentra que es incapaz de controlar su propio andar, y camina hasta esta nave?

Corey: Es. . . Mi corazón latía muy rápido. Era pura ansiedad.

David: Claro.

Corey: Mi corazón estaba latiendo muy rápido. Estoy respirando pesadamente. Estoy tratando de no mostrarlo, porque usted no quiere mostrar ningún tipo de debilidad a este tipo de personas.

David: Por supuesto.

Corey: Pero estoy seguro de que aún lo podían advertir en mi cara.

David: Sí.

Corey: Pero estaba fingiendo que estaba siendo más valiente de lo que realmente era.

David: Correcto.

Corey: Así que me acompañaron, me sentaron en esa silla, me abrocharon los arneses y se fueron.

David: ¡Guau!

Corey: Sí. Así que la próxima cosa que sé. . .

David: ¿Había algo diferente al respecto, o todo parecía igual?

Corey: Todo parecía lo mismo. La energía era un poco diferente. Parecía que era un poco más amigable su energía – no como severa.

David: De acuerdo.

Corey: Todavía eran como militares.

David: Interesante. Así que, a pesar de que lo están atando a un arnés donde lo han torturado antes, de alguna manera ¿las vibraciones eran mejores esta vez sobre la base de lo que está diciendo sobre la energía?

Corey: Sí, un poco más relajado. No… No diría amistosos, sino más amables.

David: Correcto. Estaba lidiando con ese tipo que se parece a Sigmund Freud o algo con pelo cano.

 Corey: Sí, perilla blanca.

David: Y no creía que hubiera estado en esos lugares, pero sabe que ha estado allí. Y su prueba científica tenía la intención de confirmar lo que había oído antes, pero quería su propia prueba.

Corey: Correcto. Y habían hecho las mismas pruebas antes, y él quería tener el control de la evidencia hasta el laboratorio.

David: De acuerdo. Así que ahora usted está pensando que tal vez algo ha salido de esto donde se demostró justo de nuevo, y ha cambiado su actitud. Tal vez se dieron cuenta de que no son el único engranaje de la máquina, por así decirlo.

Corey: Correcto. Sí. Así que estoy sentado allí, y tan pronto como regresan al otro lado de la sala de almacenamiento y la cola de la nave, y el caballero más viejo de que estábamos hablando, con la perilla y el pelo cano, llegó rápidamente caminando desde el frente de la nave.

David: Ahora, ¿alguna vez le dio algún nombre, además, “sólo llámeme Señor”?

Corey: Señor.

David: De acuerdo.

Corey: Estaba diciendo, “Sabes, ahora creo que algo de lo que estás diciendo es cierto basado en los resultados de la prueba. Así que aparentemente, estabas en una zona cercana que dijiste que estabas.

David: Hm.

Corey: Así que no sabía si estar aliviado o no. Así que estaba allí sentado escuchando.

David: Así que usted piensa que tal vez. . . Quiero decir, esto obviamente sería un gran tema para este tipo. Quiero decir, podríamos llamarlo por un nombre, porque se parece a Freud. Podríamos llamarlo Sigmund. ¿Correcto?

Corey: De acuerdo.

David: Así que Sigmund se enfrenta ahora con la evidencia de que todo lo que ha sido su vida ha sido construida alrededor es una mentira.

Corey: Sí. Y esa es una de las cosas que él mencionó, que él, en particular. . . estaba empezando a sentir que no estaban en la punta del tótem respecto a inteligencia como le habían llevado a creer.

David: Correcto.

Corey: Él continuó diciendo, “Yo estaba realmente estacionado en varias bases en la Antártica”.

David: ¿Lo estaba? Sigmund fue?

Corey: Fue. Sí. Y eso me llamó la atención. Y él dijo . . .

David: ¿Varias bases?

Corey: Sí. Sí. Y él dijo que bajo la plataforma de hielo habían descubierto varias ciudades antiguas, ciudades en ruinas, no sólo una, y que, de hecho, como yo había informado, habían encontrado animales congelados tipo lanudos como el mamut y también estos que él llamó los Pre-Adamitas.

David: ¿Pre-Adamitas?

Corey: Sí. Estoy asumiendo que significa antes de Adán en la Biblia.

David: Correcto.

Corey: Y él dijo que en realidad eran un poco largos y delgados, tenían cráneos alargados y tenían proporciones extrañas en sus torsos, y que obviamente no habían sido diseñados para vivir en la presión barométrica y la gravedad de este planeta, y que tenían algo así como, supongo, estaciones donde estaban estudiando a la humanidad en diferentes continentes.

David: De acuerdo.

Corey: Hubo una especie de catástrofe que ocurrió, y la Antártica se congeló rápidamente por completo.

Así que afirmó que estos Pre-Adamitas no habían tenido acceso a sus ciudades, sus ciudades antiguas, por más de 10.000 años, y que había sido un gran problema para ellos. Estos eran los Pre-Adamitas que estaban en estas pequeñas bases aquí y allá en todo el mundo.

Después de que perdieron el acceso a sus ciudades antiguas, comenzaron a reproducirse con la población humana local, y entonces se comenzó a tener estos híbridos Adamita-Pre-Adamita.

Y había todo tipo de ellos, porque se estaban reproduciendo con razas diferentes. Había algunos de ellos que tenían apariencia africana, algunos de ellos de aspecto caucásico, y algunos de ellos con apariencia sudamericana.

David: De acuerdo.

Corey: Afirmó que las ciudades se remontan hasta cuando estos seres aparentemente llegaron aquí en la Tierra 55.000 a 65.000 años atrás.

Dijo que a partir de sus informes – esta es la información que viene de él – al parecer, vinieron de otro planeta en nuestro sistema solar donde la vida ya no era hospitalaria.

David: ¿Dijo dónde estaba este planeta?

Corey: No. Parecía como si no lo supiera o no iba a compartirlo conmigo.

David: De acuerdo.

Corey: Y fue en esta época que empecé a preguntarme por qué estaba compartiendo esto conmigo. Y creo que él vio la expresión en mi cara, y él se apartó un poco.

David: ¿Está diciendo que estos Pre-Adamitas todavía están aquí de alguna forma, porque hemos hablado del Vaticano y los sombreros de mitra, que eso ¿podría ocultar su cráneo alargado?

Corey: Sí. En una conversación que tengo posteriormente con Gonzales, eso surge.

David: Parece, entonces, que estas personas están viviendo en la Tierra. ¿Le dijo si viven en ciudades subterráneas, o algunos de ellos viven realmente en la superficie?

Corey: No, no obtuve esa información detallada.

David: De acuerdo.

Corey: Yo estaba. . . La única otra información que realmente me dio fue que nosotros, los humanos, habíamos descubierto estas ruinas en la Antártica hace algún tiempo y las excavábamos, pero a los Pre-Adamitas no se les permitía ir allí.

La Antártica estaba siendo controlada por los Reptilianos.

David: ¡Guau!

Corey: Y fue sólo en los últimos tiempos que algún tipo de acuerdo se negoció donde ellos permitieron que estos Pre-Adamitas comenzaran a ir allí y visitaran las ciudades antiguas.

David: ¿Qué encontraron en estas ruinas, exactamente?

Corey: Bueno, encontraron mucha tecnología, gran parte destruida, pero mucha tecnología. Casi todos los edificios estaban. . . Casi no había ladrillos uno encima del otro. Fueron borrados por completo. Sin embargo, bajo tierra. . .

David: ¿Todavía había tecnología intacta?

Corey: Correcto. Pero bajo tierra fue donde encontraron más.

David: Oh.

Corey: Encontraron las bibliotecas antiguas, y luego encontraron escondites con tecnología.

David: Así que debe haber sido fascinante para ellos si ahora van a poder acceder a sus propias ruinas.

Corey: Sí. Quiero decir, habían pasado más de 10.000 años, y todos sus registros estaban allí. La mayor parte de su tecnología estaba allí.

Sería como enviar a algunas de nuestras personas a una base en la luna y luego ocurre una catástrofe en la Tierra donde no podrían volver por suministros.

David: De acuerdo. Entonces, en el punto siguiente que vimos, en algún momento él repentinamente dejó de hablar de esto.

Corey: Correcto. Yo tenía una expresión en la cara. No entendía por qué me decía todo esto de repente. Se sentía. . . fue un poco incómodo para mí. No entendí el razonamiento.

Y mientras pensaba eso, él vio la expresión en mi cara y se detuvo. Él me dijo que iba a usar la misma tecnología en mí de nuevo para cambiar mi estado de conciencia. . .

David: Oh, dios.

Corey. Para que pudiera ver si podía obtener más información de mí. Y le dije: “Escuche, estoy contento de contestar cualquier pregunta. No hay necesidad de eso.”

Y él me ignoró, caminó hacia esa misma pequeña mesa de acero inoxidable, coge una especie de cilindro grueso que tiene un cono convexo en el extremo que parecía una especie de antena.

Y miró hacia abajo y estaba jugando con él, y oí que el sonido [zumbido] subía. Pero justo antes de eso, él se puso tapones para los oídos.

Y esa es la última cosa que recuerdo que estoy caminando por la sección de la cola de la nave, y mi brazo está detrás de mí, y uno de los chicos tiene mi codo así (sosteniéndome firmemente) caminando hacia abajo. Y el otro chico está delante de mí y me coge la muñeca. Se estaban asegurando que no me cayera.

David: ¿Así que esto no fue tanto que estuvieran siendo hostiles con usted o restringiéndolo, sino que como estaba todo dopado y no querían que se cayera?

Corey: Obviamente estaban tratando de asegurarse de que lo que pasó la última vez no sucediera esta vez.

David: ¡Guau!

Corey: Así que realmente estaba empezando a volver mientras yo estaba bajando las escaleras, y comencé a caminar de regreso a mi casa. Caminé por mi puerta, caminé hacia la puerta trasera y la abrí, y cuando la abrí, había un Orbe Azul zigzagueando en mi salón.

David: ¡Guau! Estoy sintiendo un hormigueo en mi cuero cabelludo mientras usted está diciendo esto.

Corey: Sí. Quiero decir, abrí la puerta y sólo se escucha-zit-zit, zit-zit, zit-zit [moviéndose por la habitación] zigzagueando alrededor.

David: ¡Guau!

Corey: Y cerré la puerta detrás de mí y se paró justo aquí [directamente en frente del pecho de Corey] y se detuvo, y me indicó que estaba listo. Y lo siguiente que sé, me encuentro de vuelta en la nave maya.

David: De acuerdo. ¡Guauu!

Corey: Esta vez, estoy en el mismo lugar. Y junto a la consola de piedra flotante que describí la última vez, Gonzales está sentado allí mirando. Y hay seis mayas en la sala esta vez, incluyendo tres mujeres.

Y sólo había visto una mujer de cerca una vez antes. Y no se ven tan diferentes a los hombres.

David: De acuerdo. ¿Tenían un moño?

Seguir leyendo…

Dejar respuesta