Conversaciones con SaLuSa 201206022 Mensaje de Toth canalizado por Laura Tyco – La Esfinge – 22 de junio del 2012

2
13

Soy Toth, gobernante de Atlantis. Ustedes han solicitado una audiencia con mi conciencia.

Tienen un gran hambre y sed de conocimientos concernientes a la Atlántida, el Antiguo Egipto y la Esfinge.

Sucede que yo estaba en vida durante todos estos turbulentos tiempos en su planeta, y ahora he dejado mi forma corporal a fin de elevarme a mí­ mismo a reinos más elevados, desde donde puedo ver todo a la vez.

He estado siguiendo ávidamente todos los desarrollos recientes en la Tierra, mi querido planeta.

Estoy orgulloso del progreso de mis niños humanos. Ahora, ¿qué es lo que deseas saber, mi niña?

Laura: Gracias por permitirme una audiencia, querido Toth. es un gran honour estar en tu presencia.

Me gustarí­a saber más sobre la Esfinge en este momento. Sé que hay mucho que decir sobre el tema, pero por el bien de nuestros lectores, tal vez podamos obtener algunas respuestas concisas.

Primero, cuándo fue construí­da la Esfinge y por quién. Me gustarí­a saber más sobre ese monumento.

Tengo la impresión de que a veces recibo mensajes de él… ¿es él alguna clase de gran felino o gato? ¿es de la Atlántida?

Toth: Sí­, él es un ser viviente. Su apariencia era tan absorbente que los supervivientes de la Atlántida han tratado de representarlo tan bien como fuera posible carvando su postura y encanto en la piedra en Egipto en varias estatuas y en pintura.

Esto sucedió después de que los pobladores de la Atlántida hubieran tomado residencia en el Valle del Nilo.

El valle era fértil, con abundante vegetación y animales salvajes. Habí­a tigres y elefantes vivos en esa área en ese entonces.

El valle se asemejaba algo a la selva tropical del amazonas, si se lo pueden imaginar. Nosotros fuimos atraí­dos al gran rí­o y su proximidad al mar.

Habí­amos perdido todo en la Atlántida, y nuestros recursos eran limitados. Viajamos por aire a esa área; el ser que era la Esfinge estaba vivo y viajó con nosotros.

El era el protector de mi familia, la familia real. Era nuestra ‘mascota de casa’ por así­ decirlo, exceptuando que él era un ser consciente que habí­a elegido una forma como la de un felino para su existencia en la Tierra.

Mientras estaba en el lado de los vivientes, su nombre era Akiros. Su origen es del sistema que ustedes llaman Sirio. El siempre ha estado cercano a mi corazón, y al corazón de mis niños.

El decidió encontrar un lugar seguro para que la familia real se estableciera, un lugar donde no nos molestaran por muchos siglos.

La planicie de Giza fue su elección, y así­ fue. Nosotros lo seguimos en nuestras naves, y nuestros sirvientes vinieron por mar en nuestros barcos y por tierra con nuestros animales.

Esto les tomó algún tiempo. No habí­a espacio suficiente para que nuestros sirvientes y animales viajaran en nuestras naves. Muchos de ellos perecieron y nunca llegaron a las costas de nuestro querido Nilo.

Con el tiempo, llegamos a considerar al Valle del Nilo como nuestra tierra hogar y casi nos habí­amos olvidado de la Atlántida del pasado, por causa de un gran dolor.

Habí­amos perdido mucho en la destrucción, y muchos de nosotros estábamos amargados.

Decidimos dejar el pasado al fondo del océano y nunca ir a esa área de nuevo. Disfrutabamos de los simples placeres de la caza y la pesca en el Nilo.

Algunos de nosotros viajamos aún más lejos y exploramos, queriendo cortar todo lazo con la familia real de la Atlántida.

Por supuesto tuvimos unos siglos para prepararnos para el hundimiento de la tierra en la Atlántida, pero las últimas décadas aceleraron la presión sobre nosotros, y baste decir que cuando nos llegó encima el tiempo de partir, muchos no estaban listos y titubearon.

Muchos permanecieron atrás pensando que tendrí­an todaví­a más tiempo por delante; otros prefirieron permanecer y disfrutar viviendo en el lujo de los palacios y la Atlántida.

Mi buen amigo Akiros, representado ahora por su Esfinge, estaba adamante de que la familia real debí­a partir de la Atlántida y liderear el camino.

Muchos nos siguieron ciertamente, mientras que otros permanecieron para disfrutar de la vida real y las riquezas.

Verdaderamente muchas de nuestras riquezas se quedaron atrás, era imposible traer todo con nosotros en las naves espaciales.

Akiros decidió que su deber y misión habí­an terminado una vez llegamos al Valle del Nilo.

El desapareció un dí­a, poco después de nuestra llegada, y lo que ustedes conocen como la Esfinge apareció.

La gente dijo que Akiros se habí­a sentado en ese sitio durante la noche para descansar tras su viaje desde la Atlántida, y cuando ellos despertaron la Esfinge se habí­a materializado en su lugar.

Yo creo que Akiros regresó a Sirio y nos dejó una estatua de él para que lo recordáramos siempre.

El es un orgulloso ser como el león; de hecho es una mezcla entre un león y un gato. Por eso fue que siempre se adoraban a los gatos en Egipto, debido a él. Akiros fue siempre el protector de la casa real.

Su misión fue acompletada y él deseaba regresar a casa, lo cual le otorgé. Esto sucedió hace más de 10,000 años — que es como si fuera ayer en el reloj cósmico.

Akiros los contactará él mismos en el futuro y les hablará de sus muchas aventuras, y tal vez les diga unas cuantas cosas sobre su mundo hogar en Sirio y su trabajo allí­.

Soy Toth, permanezcan en paz

Canalizadora: Laura Tyco

WebSite Laura Tyco: http://galacticlauratyco.blogspot.mx/2012/06/message-from-toth-channelled-by-laura.html

WebSite:   http://despertando.me/?p=88199

Volver a la Principal Conversaciones con SaLuSa

2 Comentarios

  1. La Esfinge tiene forma de Leon y de Hombre para que pudiéramos identificar con absuluta precisión el tiempo en que fue construida, esto es, La Era de Leo (cuerpo de Leon) y la era de Hércules (correspondiente a la contelación polar) La Esfinge es un gran calendario, pues su mirada marca los equinoxios y los solticios además de un templo de iniciación y guardián del conocimiento. No es primera vez que en este sitio se publica tanta tontera junta. Favor de discernir.

  2. Por favor Laura Tyco, lo digo con el mayor de los respetos; para sus canalizaciones, un poco mas de filtro autocritico, y bastante menos de fabula. ¡Muchas gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here