I r i s

Queremos aprovechar esta oportunidad que se nos da de escribirles unas líneas, para expresar públicamente nuestra profunda gratitud a nuestros Hermanos Estelares.

¡Hola, amigos de superficie!

Una vez más me pongo en contacto con ustedes, en el marco de una entrañable comunicación entre el mundo submarino y el mundo de superficie. Los de mi raza estamos pletóricos de una felicidad y una dicha inenarrables, por el cariz que ha tomado la nueva situación de las aguas de los océanos y los mares.

Y todo se lo debemos a nuestros queridos Hermanos del espacio exterior, que con sus naves anfibias y su impresionante tecnología, han trabajado muy duro –casi sin descanso, diría yo- por ayudarnos a todos los habitantes de nuestro querido planeta azul, sobre todo a los que tenemos al mar como nuestro hábitat natural.

Nuestros queridísimos Hermanos de las Estrellas, que hacen de esta manera alarde de un amor, una compasión y un deseo de ayudar sin parangón, han llevado a cabo una limpieza e higienización de los mares y los océanos de nuestro globo, con tal éxito que actualmente no son para nada lo que eran hace tan sólo un año.

¡Qué maravilla! Si pudieran ver como nosotros lo limpios y cristalinos que están ahora los mares tras su afortunada intervención, estarían tan exultantes de gozo y alegría como lo estamos nosotros ahora.

Supongo que también interviene que ustedes, las razas de superficie, se están concientizando en estos últimos años en que no deben ensuciar las aguas de los mares y los océanos, porque está en juego el mismo equilibrio de la Madre Naturaleza.

Están comprendiendo, -aún los que habían estado más indiferentes a la maldad de contaminar y ensuciar los mares del planeta, afectando con ello a toda la flora y la fauna del fondo del mar, ¡incluídos nosotros, los seres humanos acuáticos, por supuesto!- que debemos aceptar el compromiso de cuidar del medio ambiente de todos los seres vivos de Gaia.

No les puedo transmitir en palabras lo feliz que nos hace poder bucear a través de aguas mucho más limpias y cristalinas, libres del horror de los productos químicos que algunos desalmados arrojan al mar y a infinidad de ríos de agua dulce, porque no tienen otro sitio donde verterlos; libres también de nadar a pleno pulmón en las cercanías de los muelles, donde cientos de barcos, cruceros y barcas arrojan sus aceites y sus restos de gasoleo en el mar, dejando verdaderas manchas de viscosa suciedad; y aliviados, al fin, del terrible riesgo de morir contaminados por la letal radiación de muchos materiales radioctivos que algunos de su raza lanzan al mar, como si de siniestros mensajeros de la muerte se tratara.

Queremos aprovechar esta oportunidad que se nos da de escribirles unas líneas, para expresar públicamente nuestra profunda gratitud a nuestros Hermanos Estelares.

Mientras transmito estas palabras a mi canal, Kris Won, puedo ver las caras amorosas de nuestros Hermanos, sonriendo al sentir el agradecimiento en nuestros corazones. ¡Ja, ja, ja, ja, no se les escapa nada!

Queridos amigos nuestros y hermanos en conciencia, ¡muchas gracias de todo corazón, por todo el esfuerzo y dedicación que están demostrando ayudándonos a purificar las aguas y también la tierra de superficie de nuestro pobre planeta herido!

Infinitas gracias y nuestro reconocimiento a su extraordinaria labor.

Todos somos Uno en Espíritu y en Conciencia.

Fuente: Iris

Canal: Kris Won

WebSite:   http://despertando.me/?p=61198

Volver a la Principal Contactando Seres de Luz

2 Comentarios

  1. Cuanto me alegro que nuestros hermanos estelares hayan ya limpiado los mares de nuestra tierra. Y gracias a ellos aún la tierra vive. Quisiera empezar a sentir ya realmente su presencia y beneficios.

    Un abrazo de agradecimiento hermanos grandes. Raulao

Dejar respuesta