Diferentes-pensamientos dos

Responsabilidad significa: habilidad para responder.

La responsabilidad, como todo en esta vida, es una elección personal, y es la llave hacia la libertad.

Cuando tomas la responsabilidad de tu propia vida y de tus resultados, dejas de culpar a los demás y a las circunstancias, y recuperas tu poder.

Dejas de ser víctima, para convertirte en el creador de tu propio destino. El culpar a los demás te mantiene en una prisión que tú mismo(a) has creado.

Cuando te haces responsable, eliminas la culpa y eres libre de crecer.

Aquello(a)s que no toman nunca la responsabilidad de sus vidas, se mantienen en una prisión mental, que es mucho peor que una prisión real.

El atormentarse mentalmente puede destruir todo lo que es necesario para vivir una vida extraordinaria, empezando con la salud física.

El hacernos responsables nos permite ser libres. Si te encuentras en una prisión mental de tu propia creación, debes saber que puedes escapar en el momento en que lo decidas, haciéndote responsable, que no es lo mismo que culpable, de tu situación actual.

Una persona responsable, cuando se enfrenta con una situación que no es favorable, no culpa a algo o alguien más, sino que está consciente de que atrajo dicha circunstancia y sabe que todo sucede por alguna razón, pero que además siempre tiene la opción de elegir algo diferente, lo cual lógicamente le traerá resultados diferentes.

Cuando alguien se rehusa a aceptar la responsabilidad de su vida, está entregando su poder a los demás.

No tiene el control de su futuro. Querrá que algo bueno suceda, pero debido a sus experiencias pasadas, probablemente estará esperando que suceda lo que no quiere.

Tú eres responsable por tus sentimientos y tus resultados nada más, no por los de otra persona.

Ni nadie puede ser responsable de tu vida. Cuando permites que otros tomen tus responsabilidades, te haces dependiente de ellos.

Tu bienestar depende de su generosidad, y este comportamiento sólo te lleva a una vida de escasez, limitación, resentimiento y confusión para ambas personas.

Y por otra parte, cuando tú tomas la responsabilidad de los sentimientos, resultados o acciones de otra persona, estás destruyendo su auto confianza y el respeto a ellos mismos.´

Recuerda: tú eres responsable de todos los resultados en tu vida. Tú eres responsable de tu felicidad.

Tú eres responsable de tu salud. Tú eres responsable de tu situación económica. Tú eres responsable de tu estado emocional.

Independientemente de lo que haya sucedido en tu pasado, tu futuro está esperando que tomes el control y crees una vida extraordinaria.

FUENTE: vidaextraordinaria.com

Maia.star@outlook.com

Maia

WebSite: http://despertando.me/?p=128249

Volver a la Principal Comaprtiendo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here