pollo dos

Carne de supermercados está cubierta de bacteria resistente a antibióticos

meaty

La resistencia a los antibióticos se ha vuelto un problema enorme, y uno que continuará creciendo gracias a su uso excesivo.

Más preocupante aún es que las “súperbacterias” que se han vuelto resistentes a  tratamientos antibióticos ahora se encuentran en nuestros alimentos.  E

stas son el resultado del uso irresponsable de medicamentos en granjas de cría de animales, en las cuales los productores con frecuencia dan dosis muy altas de antibióticos a los animales bajo poca supervisión.

En un estudio reciente de la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos analizó todos los tipos de carne que se venden en los grandes supermercados y sus resultados fueron escandalosos.

En el 2011 el 81% de la carne molida de pavo, el 69% de las chuletas de cerdo, el 55% de la carne de molida de res y el 39% de las alitas, pechuga y muslos de pollo contenían bacteria resistente a antibióticos; bacterias como la salmonela y el campylobacter (que se encontraron en el 29% del pollo crudo) causan diarrea y pueden tener consecuencias más serias cómo artritis y paralisis.

Minced_meat_2469817b

La FDA también determinó que el 89% de la carne que se vende en supermercados tiene bacterias, tanto normales como “súper resistentes”.

El problema con el sobre uso de antibióticos se ve reflejado en humanos ya que no respondemos a los tratamientos, al grado que ahora una infección estomacal causada por bacteria puede tener consecuencias mucho más series que una simple diarrea —complicaciones serias y hasta muertes se han vuelto mucho más comunes.

Estas bacterias afectan a los más vulnerables cómo niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Para evitar estas “súper bacterias” la respuesta es comer solo carne orgánica o criada sin antibióticos y cocerla muy bien al cocinar.

Claro que la respuesta más prudente sería que las grandes productoras de carne dejaran de abusar de antibióticos, pero para que lo hagan debemos mostrar nuestra inconformidad con sus métodos de crianza.

Si dejamos de consumir carne contaminada con bacterias, se verán obligados a cambiar la manera en la que tratan a los animales y los alimentos que nos deberían nutrir y no enfermar.

FUENTE MAESTROVIEJO

1 Comentario

  1. Todo el sistema de consumo esta subvertido, desde abajo hasta arriba y desde arriba hasta abajo. Cada año que pasa, todo este perverso mecanismo se retroalimenta, tomando a cada vuelta más rápida velocidad… ¿Solución? La solución quizás es mucho más sencilla de lo que uno podría imaginarse. ¿Porque es difícil de imaginar?: porque no hay en la historia humana conocida parámetros comparativos, paralelismos históricos. Ninguna sociedad afronto los megadesafíos que hoy necesariamente necesitamos resolver, y con una masa crítica de gente casi en superpoblación. La solución es cada uno de nosotros… pero también cada uno de nosotros somos el aporte al problema. Un pequeño problema, sumado a otro pequeño problema, y así casi hasta el infinito. Lógicamente parece una locura siquiera pensar en una solución. Pero quiero creer, me agrada pensar positivamente que la solución está justamente en cada uno de nosotros; esa es la fortaleza, está en los individuos, cada uno de los que componemos esta sufrida humanidad. Por eso creo que la solución en realidad es fácil, solo que está guardada, escondida, tapada bajo capa tras capa, debajo de muchísimas duras costras de incredulidad. Capas, costras, caparazones, aquel mismo viejo y oscuro sistema que “inteligentemente” se encargo muy bien de inculcarnos desde muy pequeños la autogeneración de gruesísimos “protectores” caparazones. Que discurramos por la vida pesadamente, cada uno de nosotros con esa pesada carga, la carga de no saber, ni reconocer nuestro poder, el poder individual. Y ni que hablar del exponencial poder de la conciencia colectivamente bien enfocada. ¡Terror de que las masas reconozcan su poder individual y colectivo bien enfocado! (Se trata de la intención, la conciencia individual, pero unida, bien definida, nítida, sin dispersiones, enfocada hacia un objetivo a la vez, un megamazazo consiente, multitudinario, y enfocado hacia un problema a la vez) ¡Esa es la única y verdadera debilidad del sistema! ¡Y está ahí bien a la mano, esperándonos para la única posible solución al problema… que sin duda somos nosotros mismos, el problema y también la solución! ¡Hermanos, Namaste!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here