Doctrinas del yoga

Los textos que establecen las bases del yoga son la Bhagavad-guitá, los Yoga-sūtras (de Patanyali), el Gueranda-samjitá, el Yoga-darshana-upanishad y el Jatha-yoga-pradípika.

Según las doctrinas hindúes en las que se asienta el yoga, el ser humano es un alma (yivatman) encerrada en un cuerpo (rupa). El cuerpo tiene varias partes: el cuerpo físico (deja o sharira), la mente (mana), la inteligencia (gña) y el ego falso (ajankara).

Para llevar una vida plena, es preciso satisfacer tres necesidades: la necesidad física (salud y actividad), la necesidad psicológica (conocimiento y poder) y la necesidad espiritual (felicidad y paz). Cuando las tres se hallan presentes, hay armonía. El yoga es una sabiduría práctica que abarca cada aspecto del ser de una persona. Enseña al individuo a evolucionar mediante el desarrollo de la autodisciplina. El yoga también está definido como la restricción de las emociones, que son vistas como meras fluctuaciones (vṛitti) de la mente. Los seguidores del hinduismo distinguen entre el alma (impasible, sin emociones) y la mente (siempre fluctuante y llena de ansiedades).

Según algunos, el yoga ofrece los medios para comprender el funcionamiento de la mente, o incluso sería el arte de estudiar el comportamiento de la mente. Pero otros opinan que el yoga no estudia nada, no se trata de un esfuerzo intelectual sino de una experiencia mística, que entre otras cosas ayuda a serenar los incesantes movimientos de la mente, conduciendo a un imperturbable estado de silencio mental. Los vaisnavas (adoradores de Visnú) niegan este concepto, y dicen que no se puede silenciar a la mente, sino que se la debe ocupar en actividades espirituales (ofrecidas a Dios), que al mismo tiempo satisfarían la ansiedad de la misma y la purificarían de los deseos materiales.

El yoga es, pues, el arte y la ciencia de la disciplina mental a través de la que se cultiva y madura la mente. No es una ciencia en el sentido occidental de la palabra. Los hindúes utilizan el concepto de ciencia porque saben que en el más racionalista mundo occidental la ciencia está bien conceptuada.

El yoga busca llegar a la integración del alma (yiva-atman) individual con Dios (el Brahman) o con su deidad (avatar). Esa re-unión se llama samādhi, a través de la cual se accede a la liberación (moksha).

El yoga es una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo.

Tipos de yoga

Existen siete escuelas tradicionales de yoga, a saber: Raja Yoga, Karma Yoga, Jnana Yoga, Hatha Yoga, Laya Yoga o Kundalini Yoga, Bhakti Yoga y Mantra Yoga. Cada escuela emplea un método distinto para desenvolver los “chakras” pero todas pretenden llegar, mediante un vacío interior, conseguido a través de la alteración de los estados de la conciencia, a la realización de la propia divinización.

Según sus practicantes, el yoga otorga como resultado:

– La unión del alma individual con Dios, entre los que tienen una postura religiosa de tipo devocional.

– La percepción de que el yo es espiritual y no material, entre los que tienen una postura espiritualista.

– El bienestar físico y mental, entre los que tienen una postura racionalista (atea o agnóstica).

Es por eso que hoy presentamos ocho razones por las cuáles es importante practicar esta disciplina:

1. El yoga reduce el estrés, el cansancio físico y la ansiedad mediante la meditación y el control de la respiración.

2. Tonifica diferentes partes del cuerpo, principalmente brazos, hombros, espalda y abdomen.

3. Aumenta hasta un 70% la flexibilidad y 80% la potencia respiratoria, lo puede comprobar en las primeras clases.

4. Ayuda a corregir la postura y disminuir el dolor en la espalda.

5. Previene enfermedades como la acidez, el cáncer, problemas del corazón, anemia, apendicitis, artritis, asma, presión alta o baja, pérdida de memoria, bronquitis, resfriado, tos, cólica, colitis, estreñimiento, diabetes, diarrea, diplopía, epilepsia, fatiga, gastritis, trastornos menstruales, migraña, debilitación nervioso, obesidad, palpitación, polio, parálisis, dolores reumáticos, esterilidad, tonsilitis, tuberculosis, tumor del estomago, y ulceras, entre otras.

6. Mejora la concentración, estimula la creatividad.

7. Combate el insomnio, el descanso es profundo y de forma más efectiva.

8. Para personas que están excedidas de peso, estos ejercicios pueden ayudar a adelgazar y mantenerse en forma.

El yoga está vinculado con otra creencia hindú, la Reencarnación. Creen que el espíritu está atrapado en el cuerpo, por lo que buscan liberarlo para que pueda fusionarse con la energía que es dios. A esta fusión con la divinidad se le llama “samadi”. 

La liberación del espíritu se lograría alterando los estados de conciencia, para lo que es necesario la “meditación” y las posturas del cuerpo.

Preguntas y Respuestas Yoga

¿Qué es el Yoga?

El yoga es una disciplina milenaria de Oriente, específicamente de la India, con una tradición de 2000 años. Podría decirse mucho, pero sintetizando: el yoga es una técnica que trabaja la mente, el cuerpo y el espíritu. Tiene variantes según el lugar donde se practica: India, Tibet y otros. Es un conocimiento intuitivo y práctico (aún no comprobado por la medicina occidental) acerca de la salud, la enfermedad, el cuerpo, las emociones y la mente. Todas las terapias alternativas (yoga, reflexología, reiki, etc.) están en mayor o menor medida desvinculadas de la ciencia. Esto no les quita su valor.

Ahora que se pusieron de moda, tenemos a nuestra disposición dos maneras de sanar: con los cuidados de la medicina y la psicología y los espacios de autoconocimiento que proponen las terapias alternativas. La palabra yoga deriva de la raíz “yuj” que significa unión.

El yoga trabaja esta unión cuerpo-emoción-mente-ser. La unión no es necesario crearla. Existe. Actuamos, sentimos, pensamos, somos. El cuerpo nos acompaña cada segundo de nuestra vida, estemos pensando o sintiendo. La división es una ficción. Los hindúes llaman a esta ficción: “La ilusión de la realidad”.

¿Cómo comenzó la práctica del Yoga?

No podría mencionar un momento exacto pero sí que comenzó como parte de una línea de pensamiento en la India, donde conviven muchas religiones y filosofías. El yoga viene a ser “la hija” de una línea de pensamiento, de una filosofía que dice que todo lo que es real, lo que se puede ver, tocar, escuchar, tiene que ver con los sentidos. Hay otras líneas de pensamiento en la India que dicen justamente todo lo contrario: te dicen que nosotros a través de los sentidos lo que percibimos es una ilusión, y que la verdad estaría dada por una introspección.

¿Está relacionada la práctica del Yoga de la religión?

En la India yoga y religión están íntimamente ligadas, es una sociedad que no divide la religión de la salud: van juntos. Para ellos sanarse implica sanar el cuerpo y también sanar el espíritu. En cambio acá estamos disociados. En Occidente se disocia la práctica del yoga y la religión.

¿Cuál es el motivo por el cuál se adoptó el Yoga en Occidente?

Yo creo que lo trajeron más que nada por una especie de “sed” que tiene el mundo occidental de la espiritualidad de Oriente, pero más allá de eso también se dieron cuenta de que a nivel de la salud es muy eficiente. Los médicos y la ciencia no han comprobado cómo son los mecanismos por los cuales se provocan cambios fisiológicos que mejoran la salud a través de la práctica del yoga, pero sí reconocen los logros.

¿Cuáles son los beneficios fisiológicos de la práctica del Yoga?

Los cambios son variados y dependen de muchos factores como ser el estado físico y mental de la persona, qué tipo de enfermedad tiene (si es que tiene alguna), de la alimentación, de cómo tome la práctica, entre otros.

Aunque no se sabe exactamente cuál es el mecanismo, se puede inferir que se produce un cambio energético que modifica todo el funcionamiento del organismo, equilibrándolo. El yoga trabaja sobre los Chakras, que son centros de energía que están localizados en determinadas partes del cuerpo. Trabajando sobre esos centros, lo que hacemos es armonizar la zona y permitir que la energía circule, fluya.

¿Hay alguna especialidad médica que recurra al yoga como técnica complementaria para tratamiento?

Los médicos en general, cuando ven que un paciente está estresado, le recomiendan hacer yoga. En general lo utilizan como complemento de un tratamiento, y sucede que hay muchos que sobreestiman los alcances del yoga o lo recomiendan a personas que no obtendrán los beneficios que buscan. Los kinesiólogos se ocupan de tratar los problemas de las posturas y tensiones corporales, y son los que indican el yoga justamente cuando se dan cuenta de que las cosas pueden mejorarse con este tipo de práctica.

¿Hay muchos tipos diferentes de Yoga?

Si, hay un muchos: Hatha Yoga, Kundalini Yoga, Raja Yoga, Tantra Yoga, Sapta Yoga…

¿En qué se diferencian, básicamente?

Algunas teorías subyacentes difieren y en la práctica hay yogas que son más estáticos y otros yogas que son más dinámicos. Algunos tipos de yoga les prestan más atención a las posturas de pie, otros a la respiración. El Hatha Yoga es el yoga físico, del cuerpo; el yoga que podríamos llamar “de la mente” es el Raja; el Kundalini es el del movimiento.

¿La práctica de Yoga debe llevarse a cabo en un ambiente especial?

Para el Hatha Yoga, que es el que se practica en general en Occidente, se necesita un salón amplio como los utilizados para hacer gimnasia. Es importante sentirse cómodo, sin frío ni calor. Se utiliza también otros objetos complementarios como son la barra fija, colchonetas, lazos o sogas y música. El ambiente debe permitir la concentración y la comodidad de movimientos.

¿Cuál es la indumentaria adecuada?

Ropa cómoda: joggings, calzas, y sin calzado.

¿Por qué hay que descalzarse?

Porque las posturas trabajan los músculos del pie. Se trabaja con la fuerza no sólo de las piernas sino también la de los dedos. Las diferentes posturas involucran posiciones del pie que no son fácilmente realizables con calzado.

¿Hay diferentes posturas para lograr distintos objetivos?

Cada escuela tiene su verdad. Mi idea es que el objetivo de todas las posturas es uno solo: poder llegar a la meditación. Después de una clase de yoga o de hacer yoga, tenéis que estar en condiciones de relajarte y empezar a meditar.

En  conclusión

El Yoga es una ciencia que purifica nuestro cuerpo y nuestra mente, liberándonos de todas las perturbaciones. El Yoga puede llegar a despertar en nosotros luminosos sentimientos y felicidad, los cuales fortalecen nuestras relaciones con nuestra esposa, los niños, padres, vecinos y compañeros de trabajo.

Así como el viento aleja las nubes que tapan el sol, el Yoga remueve gradualmente los dolores físicos y emociones indeseables, pues, al revelar el conocimiento interior, incrementa nuestro aprecio por la vida.

El Yoga nos enseña a controlar nuestros sentidos y nuestra mente impaciente, y a ponernos en armonía con las Leyes Universales, dirigiendo así nuestras energías de la mejor manera.

Tal como un instrumento musical emite sonidos muy agradables al ser tocado por un profesional, nuestro cuerpo, mente e inteligencia, dirigidos perfectamente, nos traen mucha felicidad, en vez de ansiedades, frustración y depresión.

La disciplina Yógica nos enseña también a ver a los demás (amigos o enemigos) con los ojos del amor.

Una persona que practica Yoga seriamente, se llama Yogi. El Yogi se ocupa diariamente del desarrollo práctico de la ciencia del Yoga, y aprende los diferentes ejercicios y técnicas, tanto del Yoga como de la Meditación.

“Cuando el corazón empieza a sentir lo que
nunca había sentido…la mente empieza
a entender lo que nunca había entendido”
Luz Divina Interna.

WebSite:http://despertando.me

Volver a la Principal: Luz Divina Interna

Facebook : Luz Divina Interna

Comenta Aquí ¡¡Gracias!!


Dejar respuesta